Opas

Barón de Ley saldrá de Bolsa gracias a una ‘grieta legal’ a coste cero para su dueño

El fondo Avantage critica que su presidente saca partido de la norma

Barón de Ley saldrá de Bolsa gracias a una ‘grieta legal’ a coste cero para su dueño pulsa en la foto

Barón de Ley saldrá de Bolsa una vez lo apruebe su junta convocada para mediados de septiembre. Varios minoritarios denuncian que su presidente está exprimiendo la normativa de opas para excluirla a un precio inferior al que vale sin contar con los pequeños accionistas y utilizando los recursos de la propia empresa cotizada.

El accionista mayoritario de Barón de Ley es Mazuelo Holding, con un 90,4%, sociedad que pertenece a Eduardo Santos-Ruiz Díaz, máximo ejecutivo, a su vez, del grupo bodeguero. La valoración fijada para la exclusión es de 109 euros por acción, que multiplica casi por ocho el precio al que debutó en julio de 1997: 14,12 euros por título. El mercado da expectativas a una subida de precio, pues el viernes cerró a 110.

BARÓN DE LEY 110,00 0,00%

La empresa y su presidente han cumplido toda la normativa, es absolutamente legal el proceso que ha ido ejecutando. Pero algunos accionistas minoritarios, como el fondo Avantage Fund, aseguran que vale más y que el mayoritario se ha valido de una suerte de grieta en la regulación para hacerse con el control y posteriormente excluirla del mercado, sin posibilidad de discusión. Y además prácticamente gratis. La fórmula empleada para sacar de Bolsa a Barón de Ley sería aplicable a cualquier otra cotizada con un accionista de control.

Desde Barón de Ley, han declinado hacer comentarios sobre esta información y se han remitido a los documentos oficiales.

Tesorería

La empresa vitivinícola se ha caracterizado por una gestión muy prudente de su caja. Nunca ha repartido dividendo, sino que ha empleado una parte de la liquidez en comprar acciones propias para después destruirlas. Es decir, ha ido reduciendo su capital con el paso de los años. Esta es una fórmula habitual de retribución a los inversores.

Vale 445 millones en Bolsa pero la han dejado de cubrir los expertos

El director de inversiones de Avantage, Juan Gómez Bada, explica que así el presidente de la empresa ha ido elevando su control desde el 25% de hace 15 años hasta el porcentaje actual. Aunque el resto de los accionistas también se ha beneficiado de la estrategia. Desde finales de 2006, el número de acciones de la firma ha bajado de los 7,34 millones a los actuales 4,05 millones.

La posición de tesorería de la bodeguera siempre ha sido la envidia de la Bolsa en general y del sector en particular, y ahora se ha demostrado un escudo frente al Covid-19. A cierre del año pasado, contaba con una caja neta de 172,4 millones. Ni un euro de deuda.

El detonante de la futura exclusión de Bolsa, según explica Gómez Bada, se produjo en noviembre de 2018: Eduardo Santos-Ruiz Díaz compró un 1% del capital, pasó a controlar más del 50% y lanzó una opa obligatoria a 108,73 euros por título.

El balance de la cotizada

Esa opa se lanzó a cuenta de un crédito por un máximo de 290 millones concedido por CaixaBank a Mazuelo, sociedad en la que consolida Barón de Ley. Esto es clave. El comprador se valió del balance de la cotizada, con su amplia caja, para que se lo dieran. Y no solo para comprar las acciones en la opa, también las que adquirió en mercado antes de que se consumara.

El presidente de Barón de Ley pidió un crédito de 290 millones con el aval de la propia firma

Como consecuencia de la oferta, aceptada por dueños del 11,87% de las acciones de Barón de Ley, y de las adquisiciones en el mercado, Mazuelo pasó a controlar el 90,4%. Casi todo lo pagó con el crédito, con vencimiento en noviembre de 2023, una posible prórroga por dos años más y un tipo de interés máximo del euríbor más 0,475 puntos porcentuales, según el folleto de la opa. La garantía del préstamo son las propias acciones de Barón de Ley. Su presidente empleó tan solo recursos propios por 555.682 euros para adquirir 5.099 acciones.

Pese a que en el folleto de la operación que concluyó en marzo de 2019, Mazuelo asegura que “no existe la intención de promover la exclusión de cotización” e incluso afirma que tomaría medidas para garantizar la liquidez de las acciones en Bolsa, a finales del pasado julio cambió de opinión y quiere excluirla.

“Los minoritarios no hemos tenido ninguna capacidad de decisión. Ni sobre el precio de recompra de la acciones ni sobre el de la opa. Vale más del doble”, se queja Juan Gómez Bada. El asesor asegura en la carta de agosto de su fondo Avantage Fund, en el que la compañía vitivinícola suponía a cierre de junio el 8,2% de la cartera, que “el accionista que dirige la sociedad ha conseguido comprar la mayoría del capital con los recursos de la propia cotizada”.

La normativa, en todo caso, no obliga a vender, pero la empresa dejará de cotizar y sus títulos serán ilíquidos. Para la exclusión, eso sí, deberá presentar ante la CNMV un informe de un experto que valide el precio.

Seguimiento de analistas y la opinión de Magallanes

Ni una valoración. Barón de Ley tiene un tamaño nada despreciable para la Bolsa española (capitaliza 445 millones) pero ni un analista sigue en la actualidad a la compañía de forma activa, según Bloomberg. En agosto de 2018, antes de que sucediera todo el proceso con el lanzamiento de la primera opa, seis expertos la cubrían. BBVA, Exane BNP Paribas, Banco Sabadell, Kepler Cheuvreux, CaixaBank y JB Capital Markets le asignaban precios de 106 a 127,5 euros por acción. La mitad de ellos aconsejaba comprar y la otra mitad, mantenerse neutral. Desde Avantage Fund se asegura que desde Barón de Ley se ha desincentivado su seguimiento por parte de los analistas para ocultar su valor real.

Elogios. La gestora que pilota Iván Martín, Magallanes, tiene un documento de inicios de 2019, tras conocerse la primera opa lanzada por Eduardo Santos-Ruiz Díaz, en el que elogia la estrategia de la firma, como la recompra de acciones y su gestión de la caja. Ahí anticipa que su fondo Magallanes Iberian Equity acudiría a la oferta de 109 euros por título, pues su valoración “está muy próxima a dicha oferta”. “Ojalá nos sigamos encontrando en nuestra carrera profesional con muchos Eduardos y Barones de Ley”, concluye.

Normas
Entra en El País para participar