La falta de estímulos deja fríos a los inversores y el Ibex cede un 0,4%

Logra mantener los 7.000 puntos

Ibex
Operadores en la Bolsa de Nueva York. AP

La dependencia de los mercados de los bancos centrales es una lección que ya aprendieron los inversores de la crisis pasada, pero que con la pandemia ha vuelto a ponerse de relieve, por eso a la mínima que no cumplen con las expectativas es suficiente para poner nerviosos a los mercados. Eso es lo que sucedió esta vez con la Reserva Federal. Después del entusiasmo generado en la reunión de Jackson Hole con el anuncio de la nueva estrategia de política monetaria, los inversores aguardaban nuevos estímulos. Sin embargo, como señalan desde IG en la primera cita de la nueva era, el banco central de EE UU se limitó a cumplir con las expectativas de tipos cero al menos hasta finales de 2023, sin añadir otro giro de tuerca a sus políticas ultra acomodaticias. “Después del anuncio de Jackson Hole no iban a poder superarse a sí mismos”, señala Esty Dwek, responsable de estrategia global de mercado de Natixis IM.

La frialdad causada por la ausencia de nuevas medidas y la rebaja de las previsiones de crecimiento a medio plazo fueron suficientes para alentar la corrección en las Bolsas. Siguiendo la estela dejada el miércoles por la renta variable estadounidense, Europa amaneció teñida de rojo, unas caídas se si bien alcanzaron a primera hora de la mañana alcanzaban el 1%, a medida que avanzaba la jornada fueron moderándose. El comportamiento del Ibex 35 fue un buen ejemplo de ello. El selectivo español que en sus mínimos intradía llegó a caer un 1,36% poniendo en peligro los 7.000 puntos, concluyó con una caída del 0,35%, poniendo fin a tres sesiones consecutivas al alza.

La falta de nuevos estímulos sumado a las revisión a la baja de las previsiones para los próximos años y la volatilidad que acompaña a las sesiones previas al vencimiento de opciones y futuros fueron ingredientes adicionales que explican la debilidad en las Bolsas. El Dax alemán se dejó un 0,36%; el Cac francés, un 0,69%; el Ftse británico, un 0,47% y el Mib italiano fue el índice más penalizado con una caída del 1,12%.

Los descensos tuvieron su réplica en Wall Street, donde a la corrección de las tecnológicas se sumó la resaca de la Fed y los datos de paro semanal. Las peticiones de subsidios por desempleo aumentaron hasta 860.000 solicitudes, por encima de las 850.000 esperadas. Al cierre de los mercados europeos el Dow Jones se dejaba un 0,99%, descensos que en el S&P 500 alcanzaban el 1% y el 2,18% en el Nasdaq.

“Nos hemos hecho adictos a las inyecciones de dinero y estímulos, sean fiscales o monetarios”, señala Pedro del Pozo, director de inversiones financieras en Mutualidad de la Abogacía y ante esta situación “bolsas y bonos reflejan cierto desencanto por no ver satisfechas sus demandas”.

De regreso al mercado español y después de que en las últimas sesiones la Bolsa contara con el impulso de Inditex, la corrección sufrida por el grupo textil un día después de presentar sus resultados contribuyeron a las pérdidas. Si bien Inditex no fue el valor más castigado (bajó un 1,36%) los avances de las últimas sesiones se habían convertido en el salvavidas para el mercado español. IAG (-2,22%), Santander (-1,96%) y Siemens Gamesa (-1,91%) fueron los valores más castigados de la jornada. En el lado opuesto se situaron ArcelorMittal (3,55%), CIE Automotive (3,2%) y Acerinox (2,28%). En una sesión en la que los consejos de CaixaBank (1%) y Bankia (0,1%) cerraron la fusión, solo Bankinter (-1,14%), Santander (-1,96%) y BBVA (-0,45%) escaparon a las ganancias.

El petróleo de referencia en Europa se disparó ayer un 3% después de que el ministro saudí de Energía, Abdulaziz bin Salman, adelantara la posibilidad que la alianza de la OPEP+ celebrara una reunión extraordinaria en octubre por el temor a que el mercado de crudo empeore ante el aumento de los contagios que puede derivar en nuevos confinamientos.

En una jornada en la que el Tesoro español colocó 4.233 millones en bonos y obligaciones a tipos más bajos, la rentabilidad de la deuda 10 años concluyó en el 0,264% frente al 0,261% previo. A media sesión la deuda de EE UU con vencimiento en 2030 caía al 0,68% desde el 0,7% del miércoles.

Principales cotizaciones

IBEX 35 6.742,60 0,39%
EUROSTOXX 50 3.200,34 0,21%
DOW JONES 27.997,01 0,77%
USD x EUR 0,8516 -0,176%
Petroleo Brent 41,260 -2,459%
Normas
Entra en El País para participar