Banco

CaixaBank, resumen de la historia financiera española

Ha pasado por Monte de Piedad, caja, fundación y banco

Fainé logra unir Madrid, Cataluña y Valencia en una entidad

Logo de Caixabank
Logo de Caixabank Getty Images

 La fusión de CaixaBank y Bankia que el consejo de administración de ambas entidades acaba de aprobar es la operación bancaria de mayor calado de los últimos 20 años en España, y la más importante de la historia de las antiguas cajas de ahorros. La Caixa así hace historia en el sector financiero, lo mismo que su presidente, Isidro Fainé, que logra con esta operación poner el broche de oro a su carrera profesional, que inició como director de inversiones en el Banco Atlántico, en 1964.

La Caixa se creó en 1990, tras la fusión de la Caja de Pensiones (Caixa de Pensions) -fundada en abril de 1904-, la Caja de Barcelona (Caixa de Barcelona) -nacida en 1844-. Desde entonces ha protagonizado diversas transformaciones.

Desde ser una caja de ahorros local, a convertirse en una fundación bancaria tras la crisis financiera, y segregar su negocio bancario y su holding industrial, para crear CaixaBank, en la que posee el 40% de su capital, y Criteria.

Fue en 2011 cuando La Caixa sufrió su mayor transformación. Creó CaixaBank, que se ha convertido en el primer banco de Cataluña y una de las mayores entidades financieras del país, con unos activos de 445.572 millones de euros, 35.589 empleados y un total de 4.460 oficinas.

La absorción de Bankia cumple el sueño que e repetía en la mente de Fainé desde hace más de dos décadas. Con unos activos de más de 664.027 millones de euros -el 25% del sector-, más de 6.700 sucursales -el 28% del total- y 51.500 empleados -el 29%-, el banco resultante de la fusión conservará la marca de CaixaBank.

La operación se ha materializado con la bendición del BCE, del Banco de España y del Gobierno, además del aplauso del mercado que se ha visto en la revalorización de las acciones de Bankia y CaixaBank en pleno terremoto económico por el Covid. Fruto de 18 integraciones de cajas (incluida la operación actual), su tamaño le permite ahora codearse con los bancos más grandes de Europa.

En 2008 compra la división de banca privada de Morgan Stanley en España; en 2010 se hace con Caixa Girona; en 2012 integra Banca Cívica; en 2013 absorbe Banco de Valencia y en 2015 anuncia la compra del negocio de banca minorista, gestión de patrimonios y banca corporativa

de Barclays Bank en España. Por último, en diciembre de 2018, CaixaBank adquiere el 100% de las acciones del banco portugués BPI, su última gran compra de la última década.

La fusión con Bankia -propiedad del Estado, que controla casi el 62%, la situaría a la cabeza del sistema financiero español, con unos activos totales de más de 664.000 millones, y todo ello en un contexto complicado para la banca, marcado por los bajos tipos de interés y por la crisis del coronavirus.

CaixaBank ganó 205 millones de euros en el primer semestre de este año, un 67% menos que hace un año, tras realizar provisiones por .155 millones por la pandemia. La crisis sanitaria también lastró los resultados de Bankia, que ganó 142 millones en la primera mitad de 2020, un 64,4 % menos que un año antes, tras dotar 310 millones de euros en provisiones para afrontar la epidemia.

Normas
Entra en El País para participar