Los concesionarios españoles vuelven a rentabilidades negativas siete años después

Registraron una rentabilidad media negativa del 0,56% en el primer trimestre del año por el parón comercial a causa del Covid-19

Vista de un concesionario Seat en Madrid.
Vista de un concesionario Seat en Madrid. EFE

El parón de la actividad por el estado de alarma ha provocado que los concesionarios de automoción españoles vuelvan a rentabilidades negativas siete años después. Las redes de distribución registraron una rentabilidad media negativa del 0,56% en el primer trimestre del año, lo que supone el peor arranque de un ejercicio desde 2013, según un informe elaborado por Snap On para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

Las matriculaciones de automóviles ya comenzaron 2020 a la baja, con caídas del 7,6% en enero y del 6% en febrero. Así, tras el cierre de los concesionarios a mediados de marzo y desplomarse casi un 70% en dicho mes, acumularon un retroceso del 30% en el primer cuarto del curso.

En este contexto, los concesionarios volvieron a los números rojos tras siete años en positivo. Según el informe, por áreas de actividad, las ventas de vehículos aportaron el 43,5% de la rentabilidad, lo que se traduce en 4,2 puntos porcentuales menos que en el primer trimestre de 2019, mientras que la posventa aportó el 56,5%, frente al 51% de un año antes. Señalar que el departamento de posventa mantuvo servicios mínimos durante el confinamiento para asegurar la circulación de vehículos esenciales.

En cuanto a la facturación, el parón comercial redujo al 82,3% la aportación del área de ventas, 1,7 puntos porcentuales menos que entre enero y marzo del ejercicio precedente, siendo el departamento de vehículo de ocasión el que registró mejor comportamiento. De hecho, en el primer trimestre se vendieron 2,2 usados por cada nuevo. La posventa, por su parte, aportó a los ingresos de las redes un 17,7%, respecto al 16% del primer trimestre de 2019.

"La caída se acentuará, máxime cuando los gastos han disparado su peso en la facturación como consecuencia de que los concesionarios han hecho un esfuerzo titánico invirtiendo en herramientas digitales para subirse al teletrabajo o en adaptación y protección de espacios para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes en un momento como este. Todo esto se va a reflejar como coste en los siguientes trimestres, pero servirá para aumentar la rentabilidad cuando el mercado se recupere", ha señalado el presidente de Ganvam, Raúl Palacios.

Normas
Entra en El País para participar