IAG pone en marcha su millonaria ampliación de capital con fuerte descuento y dilución del 60%

Aumentará capital en un 150% al vender las nuevas acciones a 0,92 euros, con descuento del 35,9%

Reducirá su oferta de asientos en un 60% en 2020 y en un 27% el año que viene

Ampliación de capital IAG

IAG ha anunciado los términos de la ampliación de capital con la que el grupo busca blindarse ante el  hundimiento de la demanda de vuelos. La aerolínea se financiará con 2.741 millones de euros, tal y como anunció en julio y una vez conseguido el lunes el permiso de la junta de accionistas. La difícil situación del sector, no obstante, ha obligado a ponerla en marcha con un fuerte descuento y una notable dilución para los accionistas que no acudan, una fórmula en todo caso para garantizar su éxito.

La ampliación se ha acometido vía derechos de suscripción. Tal y como ha señalado la empresa a la CNMV, las nuevas acciones se venderán a 0,92 euros cada una, frente a los 2,2 euros a los que se podían comprar hasta ayer en el mercado. El descuento sobre el valor teórico de la acción (descontando el valor del derecho) es de un 35,9%. Con tanto descuento, la emisión de nuevos títulos se ha disparado, en aras de cubrir los 2.741 millones de euros.

La empresa emitirá 2.979 millones de acciones, es decir, aumenta capital en un 150%. Esto implica que los accionistas que no acudan a la ampliación verán su participación diluida en un 60%. La acción ha arrancado la sesión con pocos cambios, una subida del 0,18%. La ampliación de capital arrancará el próximo lunes 14, y los derechos cotizarán hasta el día 25.

"Los fondos netos percibidosa través del Aumento de Capital se utilizarán para fortalecer el balance del Grupo, reduciendo su apalancamiento y aumentando la posición de liquidez de IAG", aseguró el grupo en su comunicación al mercado. La operación es el estreno de Luis Gallego como consejero delegado, tras la renuncia, ya prevista, de Willie Walsh tras la junta de accionistas del lunes.

Qatar acude con su 25%

La ampliación será cubierta por el primer accionista de IAG; Qatar Airways, que suscribirá su 25,1% del capital. Asimismo, la empresa ha comunicado que los bancos colocadores han suscrito la ampliación de capital. Son Goldman y Morgan Stanley como colocadores principales, Deutsche Bank, BBVA; Santander, Barclays, Citi y Credit Suisse. Los consejeros también acudirán, total o parcialmente, a la operación.

IAG 1,17 0,78%

Como es habitual, los inversores recibirán un derecho de suscripción por cada título actual; con dos derechos de suscripción se podrán adquirir tres acciones nuevas al precio de 0,92 euros. Los derechos también se podrán vender en el mercado durante el tiempo que dure la operación, quince días. El valor teórico de cada derecho de suscripción será, con las condiciones actuales, de 0,77 euros por acción, y la cotización de IAG se irá al entorno de los 1,43 euros cuando arranque la operación. A partir de ese momento, la cotización de la acción y los derechos irán en paralelo. En todo caso, el bajo precio de suscripción, los 0,92 euros, es una garantía para la operación: la acción debería registrar un desplome histórico para que la ampliación no saliera a cuenta.

Perspectivas de negocio

La empresa ha ofrecido, también, algunos detalles sobre el negocio. IAG reducirá capacidad enun 63% (en términos de asientos-kilómetro disponibles) en el conjunto del año, cuatro puntos más que en la planificación previa. Para el tercer trimestre se prevé una caída de capacidad del 78%, y un 60% en el cuarto trimestre (hasta el momento se preveía un 46%).

Para 2021 el escenario es de un descenso del 27% en la capacidad ofrecida por la aerolínea, tres puntos más de lo previsto hasta la fecha. Este empeoramiento de previsiones se debe a las cuarentenas y restricciones decretadas en varios países europeos ante los rebrotes. No prevé recuperar la demanda de 2019 hasta 2023.

Con todo, la empresa espera dejar de consumir efectivo (obtener flujos de caja positivos) durante el cuarto trimestre, en parte a causa de las medidas de control adoptadas: reducción de plantilla de hasta 13.000 trabajadores en British, ERTEs en España y reducciones de salario en Aer Lingus, donde se prevén 250 despidos voluntarios este año. La empresa espera gastar 330 millones de euros en reestructuraciones de plantilla.

La acción de IAG ha perdido este año dos terceras partes de su valor, en un año durísimo para el sector aéreo. Ryanair ha tenido que ampliar capital, Norwegian ha asegurado que necesitará más capital después de haber pactado ya un primer rescate, mientras los gigantes Air France-KLM y Lufthansa han tenido que solicitar ayudas públicas.

Normas
Entra en El País para participar