IMV

Los beneficiarios del ingreso mínimo que lo pidan hasta fin de año cobrarán de forma retroactiva desde el 1 de junio

Hasta el momento, unas 85.000 familias en España ya están recibiendo esta prestación

IMV
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo. EFE

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, anunció este martes que su departamento ampliará el periodo de solicitud del ingreso mínimo vital (IMV) para cobrarlo de manera retroactiva. Así, a partir de ahora, cualquier solicitud que se presente hasta final de año cobrará la prestación de forma retroactiva desde el 1 de junio, pudiendo acumular hasta seis meses de cobro. Hasta ahora, este periodo para recibir la ayuda de forma retroactiva se terminaba el 15 de septiembre.  

Escrivá anunció también que la "simplificación" y las "mejoras" en la tramitación del ingreso mínimo vital (IMV) provocarán un "acelerón muy fuerte en la segunda parte de septiembre" por el que 150.000 hogares (unas 450.000 personas) podrán cobrar la prestación. De momento, de las 900.000 solicitudes solo se ha concedido a 85.000 familias (apenas el 10%) y de estas, 75.000 se han concedido de oficio, con lo que desde junio solo se han examinado y concedido 10.000 peticiones, el 1% de las realizadas.

El ministro ha pedido "paciencia" ante el "gran volumen de expedientes tramitados" y ha dicho que desde su departamento eran consciente de la "complejidad". Sin embargo, ha anunciado que están trabajando para que este proceso "sea lo más sencillo".

En este sentido, ha explicado que la tramitación del IMV se va a simplificar. Escrivá ha afirmado que el requisito de que las personas solicitantes de la prestación estén buscando de forma activa empleo va a cambiar. "En lugar de la solicitud de la confirmación de que están apuntadas al paro, lo que vamos a hacer, a partir de ahora, es que esto se convierta en una obligación a posteriori y que sustancien este requisito en X meses posteriores. Esto es una simplificación", ha aclarado en una entrevista en Cadena Ser.

Escrivá ha recalcado que con estas mejoras, en las que están "aprendiendo y mejorando" en los cruces de datos con las administraciones, habrá un "acelerón muy fuerte en la segunda parte de septiembre", con el que 150.000 hogares (unas 450.000 personas) podrán recibir el ingreso mínimo.

También ha subrayado que los ciudadanos que tengan derecho a la prestación y la presenten antes de final de diciembre, y a los que todavía no se les ha concedido, recibirán "retroactivamente sus nóminas mensuales desde junio en el momento en el que se le concedan". Por último, ha pedido a la población que no presenten por duplicado las solicitudes porque eso atasca el procedimiento.

Responde a Iglesias

Escrivá ha respondido al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de que la "rapidez" en la tramitación de las solicitudes del ingreso mínimo vital (IMV) puede frustrar "expectativas" porque "a veces uno quiere correr, y cuando va muy deprisa, tropieza y tiene que esperar mucho más".

Iglesias ha apuntado este martes la importancia de agilizar la tramitación de las solicitudes del IMV, dependientes igualmente del departamento que gestiona Escrivá, ante los retrasos acumulados, a los que se ha referido como "problema". "Tenemos la obligación de que, si hemos aprobado un derecho que tiene carácter retroactivo, no se pueden poner excusas, tenemos que correr", ha afirmado el vicepresidente segundo del Gobierno.

El ministro ha enmarcado la tramitación de las solicitudes "en los procedimientos administrativos existentes y que no pueden alterarse". Así, ha explicado que una de las estrategia que se planteó antes de aprobar el ingreso mínimo para acelerar las solicitudes era pedir "una declaración responsable". "Pero eso requiere una verificación posterior", ha explicado Escrivá, que ha dicho que esa opción frustraría expectativas a ciudadanos vulnerables. "A veces uno quiere correr y cuando va muy deprisa, tropieza y tiene que esperar mucho más", ha sentenciado.

Por ello, ha declarado que ante la "avalancha de peticiones" ante una "prestación nueva", ir por la vía rápida de la declaración responsables habría provocado pedir "el reintegro" a muchos solicitantes. "Y el atasco administrativo sería mayor", ha incidido.

Normas
Entra en El País para participar