La confianza del consumidor cayó en agosto por las peores expectativas

El CIS detecta un deterioro en las perspectivas de las familias

Una terraza con pocos clientes en Sitges.
Una terraza con pocos clientes en Sitges.

La confianza del consumidor bajó 3,2 puntos en agosto en relación al mes anterior, hasta situarse en 49,9 puntos debido a la bajada de la valoración de la situación actual y, principalmente, a la caída de las expectativas, en un contexto de crisis por el Covid-19.

De esta forma, la confianza del consumidor encadena otro mes a la baja, tras caer 7,6 puntos en julio, tras dos meses de ligeras subidas, según ha informado el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El empeoramiento de la confianza del consumidor en el octavo mes del año se debe a la caída de 5,9 puntos del indicador de expectativas, hasta 70,1 puntos y al descenso de 0,4 puntos de la valoración de la situación actual, hasta 29,7 puntos.

El índice de confianza del consumidor de agosto sigue recogiendo un contexto especial y atípico debido a la crisis global motivada por el virus Covid-19.

Según precisa el CIS, esta situación de excepcionalidad sigue afectando, lógicamente, a las valoraciones de la situación actual y de las expectativas de los consumidores en España.

El trabajo de campo se realizó del 17 al 21 de agosto 2020, en la fase de nueva normalidad y con unas expectativas que siguen condicionadas por el clima de incertidumbre existente.

Normas
Entra en El País para participar