Las ejecuciones hipotecarias totales caen un 66% y un 100% en la vivienda habitual

Las medidas de protección social prohibieron los lanzamientos de la primera residencia

Una mujer sostiene un cartel contra los deshaucios en una manifestación.
Una mujer sostiene un cartel contra los deshaucios en una manifestación.

Entre abril y junio no se produjo ninguna ejecución hipotecaria sobre vivienda habitual en propiedad de personas físicas. En concreto, los embargos descendieron un 100% durante el segundo trimestre de 2020 tanto en tasa mensual como anual, según publica este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE), que detalla que no se inició ningún procedimiento de una propiedad para su venta tras el impago de una hipoteca debido a las provisiones por el estado de alarma decretado por la pandemia.

En concreto, el Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo establece, en su artículo 7, medidas extraordinarias conducentes a procurar la moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual.

Asimismo, el artículo 8, dispone el ámbito de aplicación de dicha moratoria, estableciendo que se aplicará cuando concurran en el deudor todos los requisitos establecidos en el artículo 16 del Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, para entender que está dentro de los supuestos de vulnerabilidad económica. Destinar más del 35% de los ingresos al pago de la vivienda, incluyendo los suministros básicos, haberse quedado en paro, o que la renta del hogar no supere, en el mes previo a la solicitud, el límite de tres veces el Iprem (unos 1.600 euros), son algunos de estos requisitos.

Pero estos condicionantes solo entran en juego en el caso de la primera vivienda. Así, para el total de fincas, el número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros de la propiedad ascendió a 5.534, lo que supone un 47,6% menos que el trimestre anterior y un 66,8% menos en tasa interanual. En el caso del total de viviendas, que incluyen las propiedades de personas jurídicas, los embargos cayeron un 47,5% respecto al primer trimestre y un 64,3% respecto a hace un año, hasta un total de 2.905.

También cayeron las ejecuciones de las viviendas de personas jurídicas (-47% trimestral y -71% anual), hasta un total de 1.765, y las que se enmarcan en el apartado de otros bienes urbanos, que incluye locales, garajes, oficinas, trasteros, naves o edificios destinados a viviendas, detalla el INE. En total, fueron 2.353 ejecuciones (-40,7% y -65,7% trimestral y anual, respectivamente).

En el segundo trimestre solo crecieron las ejecuciones de “otras viviendas de personas físicas”, es decir, las que no son ni primera ni segunda residencia. Sumaron un total de 1.140 procesos, un crecimiento del 113,4% trimestral y del 75,4% anual.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el segundo trimestre son Comunidad Valenciana (1.339), Cataluña (957) y Región de Murcia (888). Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (15), País Vasco (26) y Extremadura (52) registran el menor número. En el caso de viviendas (nunca primeras residencias), Comunidad Valenciana (816), Cataluña (496) y Andalucía (466) presentan el mayor número de ejecuciones. Los menores se dan en Comunidad Foral de Navarra y Extremadura (ambas 13) y La Rioja (15).

Normas
Entra en El País para participar