Consolidación bancaria

La Generalitat: “Sería bueno” que la sede volviera a Cataluña

A la presidenta madrileña le preocupa una potencial pérdida de empleos

La consellera Alba Vergés, el vicepresidente Pere Aragonès y el director del CatSalut Adrià Comellarn
La consellera Alba Vergés, el vicepresidente Pere Aragonès y el director del CatSalut Adrià Comella EUROPA PRESS

El vicepresidente del Govern catalán y consejero de Economía y Hacienda, Pere Aragonès, aseguró este viernes que el departamento seguirá con atención la negociación para una eventual fusión de CaixaBank y Bankia, y subrayó que sería “bueno” que la sede de CaixaBank retornara a Cataluña. En rueda de prensa para presentar un plan de refuerzo a la atención primaria, afirmó que, tras la notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de sus negociaciones, estará atento a qué impacto tiene en la vinculación con el tejido productivo catalán, en los trabajadores de las entidades y en el acceso a la financiación.

Así, señaló que una eventual fusión debe preservar la vinculación con el tejido social y económico catalán, mantener el máximo número de puestos de trabajo en las entidades y el acceso a la financiación por parte de las empresas catalanas, ya que una concentración bancaria puede conllevar “un riesgo de menor acceso a la financiación por la disminución de la competencia entre bancos”.

Aragonès advirtió de que una concentración bancaria en pocas manos podría comportar “dificultades” en la financiación, y dijo que estará en contacto con las entidades por estas cuestiones que les preocupan. Sobre la posible sede, resaltó la voluntad del Govern de que el máximo de sedes de entidades financieras estén en Cataluña, después de que CaixaBank la trasladara a Valencia, tras los sucesos políticos del 1-O en 2017.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijo este viernes que “todo lo que sea o pudiera ser pérdida de empleo nos preo­cupa”. En declaraciones en RNE, Ayuso puntualizó que “ahora cada entidad bancaria y empresa se va adaptando a las circunstancias sobrevenidas que estamos soportando”.

Y deseó que “todo vaya bien” por el “beneficio de la economía, de los clientes y de las operaciones” que penden de las entidades.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, consideró que “sería un hito muy positivo para la Comunitat Valenciana” que la entidad resultante de la fusión mantuviese su sede en Valencia. Fuentes financieras apuntan a que la sede del banco fusionado se situará en Valencia.

 

Normas
Entra en El País para participar