Banca

UGT priorizará la defensa del empleo si hay fusión de Bankia y CaixaBank

El sindicato muestra su preocupación tras la destrucción de miles de puestos de trabajo en el sector en la última década

Una operaria limpia el logo de Bankia.
Una operaria limpia el logo de Bankia. EFE

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT) ha establecido como prioridad la salvaguarda de los puestos de trabajo y los derechos sociales y económicos de los trabajadores de Bankia y CaixaBank, si finalmente se materializa la fusión entre ambas. En un comunicado, el sindicato muestra su preocupación tras confirmar los dos bancos que han iniciado negociaciones para una posible fusión.

El proceso de concentración de entidades financieras, señala UGT en su nota, no es nuevo en la última década y se ha visto acompañado de la destrucción de unos 100.000 empleos y una reducción de las redes de sucursales de más del 40%. Por ello, es la defensa de los puestos de trabajo de dos de las cinco mayores entidades financieras de España lo que en mayor medida preocupa a UGT.

Según los últimos datos facilitados por ambos bancos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), CaixaBank sumaba al cierre del primer trimestre 35.589 empleados y 4.460 oficinas, mientras que Bankia tenía 15.947 empleados y 2.267 oficinas.

Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, han coincidido este viernes en solicitar "medidas no traumáticas" para las plantillas de Caixabank y Bankia si se completa el éxito la negociación para la fusión que ambas entidades ya han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En declaraciones a la radio, Sordo ha asegurado que se trata de una operación "con una lógica empresarial bastante acusada y que, si se confirma, tiene un alcance estratégico importante para el país porque estamos hablando de una entidad financiera con importantes participaciones en otras empresas de energía, de comunicación y de infraestructuras".

"Desde luego, CCOO lo que va a hacer va a ser velar porque los criterios laborales que se puedan dar, porque siempre que hay una fusión esto tiene algún tipo de efecto en las relaciones laborales y en el número de las plantillas, que en todo caso las medidas no sean traumáticas", ha añadido el líder de CCOO, que también ha apostado por "romper una dinámica que además existe en España, que es una creciente exclusión financiera, porque cada vez hay más partes de nuestro país que tienen dificultades para acceder a un banco y a un sistema financiero normalizado".

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, se ha mostrado convencido de que en un proceso de fusión de "dos entidades tan importantes y con tantas sucursales como Caixabank y Bankia, sin lugar a dudas y más allá de otras connotaciones, va a haber recorte de plantillas", por lo que ha expresado su "preocupación" y ha trasladado a las dos entidades "la necesidad de mantener el empleo".

Normas
Entra en El País para participar