Finanzas

Sabadell se estrena en el mercado de bonos verdes con una colocación de 500 millones

Vende deuda a siete años, con un tipo de interés que ronda el 1,6%

Sabadell se estrena en el mercado de bonos verdes con una colocación de 500 millones

Banco Sabadell se ha estrenado en el mercado de bonos verdes. La entidad ha colocado 500 millones de euros en deuda sénior con vencimiento en marzo de 2027, es decir, a 6,5 años.

La colocación suscitó un gran interés por parte de los inversores, que cubrieron tres veces el importe ofertado, y se cerró a un tipo de interés de 190 puntos básicos por encima del midswap (la referencia libre de riesgo), que está en el entorno del -0,3%. La emisión, por tanto, se realizará sobre el 1,6% de interés.

La emisión, registrada en la Bolsa de Dublín, contó con el propio Sabadell, Barclays, Bank of America, Crédit Agricole y Unicredit como bancos colocadores. La deuda tiene una calificación de BBB para S&P y de BBB+ para Fitch y pagará un cupón anual.

Se trata de la primera emisión de bonos verdes de la entidad catalana, que el pasado mes de julio anunció el marco para la colocación de deuda de este tipo. Este tipo de emisiones están orientadas "a proyectos con beneficio medioambiental, como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la prevención de la contaminación y la adaptación al cambio climático", según explicó hace dos meses la propia entidad. Así, los fondos suelen financiar instalaciones renovables, gestión del agua o eficiencia energética.

La mayor parte de la banca española ya ha realizado emisiones de este tipo, siendo CaixaBank, hace un año, la firma que abrió este mercado. La entidad dirigida por Gonzalo Gortazar emitió hace un año 1.000 millones destinados a financiar préstamos de MicroBank a individuos o familias cuya suma de ingresos disponibles fuese igual o inferior a 17.200 euros, con el objetivo de financiar necesidades diarias, así como préstamos a autónomos y pymes en las regiones más desfavorecidas de España. Una colocación que repitió el pasado 1 de julio para financiar a pymes y microempresas de las zonas más desfavorecidas de España por el Covid-19. Antes del verano también fue el momento escogido por BBVA y Santander. Ambas entidades colocaron bonos verdes por 1.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar