Duro Felguera ampliará capital en 2023 para devolver el rescate de la SEPI

La compañía anticipa a sus empleados que su plan es lograr un ebitda 48 millones en cinco años y desarrollar energía verde

Sede en Gijón de Duro Felguera.
Sede en Gijón de Duro Felguera.

Duro Felguera se mueve. En un verano de actividad de frenética para salvar el grupo de ingeniería, su presidenta, Rosa Isabel Aza Conejo, ha enviado una carta a la plantilla en la que anticipa que la empresa realizará una ampliación de capital en 2023 para devolver el eventual rescate de la SEPI que solicitó el pasado viernes. El fondo de salvamento a través de la empresa pública suma 100 millones, divididos en 30 millones de una ampliación de capital y 70 millones de un préstamo participativo. Aza también avanza que el objetivo del plan estratégico es lograr unas ventas de 623 millones con un ebitda de 48 millones en 2025.

La compañía confirma que ya está en negociaciones con la SEPI, que cuenta con una munición de 10.000 millones de euros para salvar empresas estratégicas afectadas por el Covid-19, para ejecutar el eventual rescate. "No tenemos otra alternativa que acogernos al Fondo de Apoyo a la Solvencia para Empresas Estratégicas, sin renunciar a la opción de que se incorporen nuevos inversores privado", señala la presidenta del grupo en la carta a la que ha tenido acceso CincoDías

DURO FELGUERA 0,58 21,79%

El plan de viabilidad, a falta del visto bueno de la SEPI, consistirá en una ampliación de capital suscrita por este organismo por el mencionado importe, además del préstamo participativo. Pero la presidenta de la compañía pone fecha al comienzo de la devolución de las ayudas. "En el año 2023, una vez que la compañía haya alcanzado unos niveles de contratación razonables y estabilidad financiera, se realizará una ampliación de capital, con entrada de nuevos inversores privados, por importe estimado de 60 millones, para repagar el préstamo participativo a la SEPI, diluyéndose la participación de esta en el capital".

"La participación accionarial que tenga la SEPI, en esos momentos, podrá ir vendiéndose, paulatinamente, en el mercado cuando esta lo desee. Por tanto, se trata de un apoyo temporal contemplándose, desde este momento, la incorporación de inversores privados y la forma de salida de la SEPI en un plazo de tiempo limitado", señala Rosa Isabel Aza Conejo.

Respecto al plan estratégico que Duro Felguera está diseñando, su presidenta asegura que situará a la empresa en la energía verde y los sistemas inteligentes. La nueva hoja de ruta se presentará en breve, pero anticpa que para el año 2025 estamima "una cifra de negocio de unos 623 millones con un ebitda de 48 millones. "Y habremos repagado, para esa fecha, todas las ayudas públicas", sentencia.

Aza explica que están avanzando en el desarrollo de nuestra nueva filial DF Green Tech, así como en la ampliación del Tallerón para introducir a la empresa en la fabricación de estructuras para energía eólica marina (off-shore). "Además, queremos comenzar a trabajar en los sectores de la energía fotovoltaica, termosolar, biomasa y H2 verde, pero desde el punto de vista de desarrollador del negocio y no, solamente, como epecista (entrega de proyectos llave en mano)", añade.

"En cuanto a los sistemas inteligentes, creemos que DF tiene que aprovechar su conocimiento y utilizarlo, tanto en el ámbito militar (EPICOM) como en el mundo civil, donde cada vez es más necesario. Para ello crearemos una nueva filial que opere en sectores tales como el financiero, energético o telecomunicaciones", agrega.

Normas
Entra en El País para participar