El impulso verde de Veolia parece valer la pena el riesgo

Se enfrentará a un duro escrutinio antimonopolio, pero los beneficios parecen atractivos

Logo de Veolia en un vehículo.
Logo de Veolia en un vehículo. REUTERS

El impulso verde de Veolia vale la pena. El grupo francés de gestión de agua y residuos, con un valor de 11.000 millones, se ha abalanzado finalmente sobre Suez, su rival de toda la vida. La oferta de 15,50 euros por acción por el 30% de los títulos de Engie es de armas tomar, ya que se enfrentará inevitablemente a un duro escrutinio antimonopolio, en particular en Francia. Sin embargo, los beneficios parecen relativamente atractivos. La búsqueda de Veolia del dominio del negocio de basuras debería valer la pena con el tiempo.

La lucha de Engie por extraer valor de Suez ha ofrecido a Veolia una oportunidad estratégica única. Golpeada duramente por la pandemia, la utility dijo que estaba replanteándose sus participaciones minoritarias. Debería considerar favorablemente la oferta de Veolia, que tiene una prima del 50% respecto a antes de esas declaraciones. La aceptación desencadenaría la compra total de Veolia del resto de Suez.

Es un gran bocado para Veolia. Una compra completa a 15,50 supondría 20.000 millones en valor empresarial, y podría requerir ampliar capital. Y los antimonopolio probablemente exigirán vender activos. Veolia lo sabe y ha conseguido un acuerdo para vender el negocio francés de gestión de agua de Suez a la firma de infraestructuras Meridiam.

Las cuentas salen. El ahorro de costes previsto de 500 millones al año valdría 3.400 millones, después de impuestos, para los accionistas de hoy. Eso casi cubre la prima, si se toma como punto de referencia el 30 de julio. Se espera que el beneficio de explotación de Suez se recupere hasta casi 1.500 millones en 2022, y que crezca después. Si se añaden las sinergias, se generaría un retorno después de impuestos del 7%, por encima del coste medio ponderado del capital de Suez, del 5,5% según Morningstar.

La oferta no solicitada es ambiciosa y financieramente importante y se enfrenta algunos obstáculos. Pero convertiría a Veolia en un claro peso pesado mundial en desechos y agua, con 41.000 millones de ingresos combinados. Subirse al acelerado tren de la economía verde parece valer la pena el riesgo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías