Cambios en la Bolsa europea

Telefónica y BBVA se caen del Euro Stoxx 50 por la pérdida de capitalización

Santander se mantiene pero saldrá del Stoxx Europe, con valores de fuera de la zona euro

Telefónica BBVA pulsa en la foto

Cada trimestre, Stoxx, que pertenece a Deutsche Börse, revisa la composición de sus diferentes índices. El martes por la noche se conoció que Telefónica y BBVA abandonan el Euro Stoxx 50, la referencia de la zona euro. El examen era crucial porque se esperaban cambios de calado, y así ha sido. Los dos blue chips españoles dicen adiós al selectivo. Santander se mantiene en el Euro Stoxx 50, pero sale del Stoxx Europe 50, la referencia de Europa que incluye valores de fuera de la zona euro.

El gestor de índices como el Stoxx 600, el Stoxx Europe 50, que incluye compañías británicas, suizas y de otros países, y su versión para la zona euro, el Euro Stoxx 50, ha decidido qué empresas cumplen los requisitos para seguir en sus principales referencias.

EUROSTOXX 50 3.223,19 2,75%

Telefónica y BBVA, con capitalizaciones mermadas hasta poco más de 17.000 millones y de 16.000 millones (véase gráfico), respectivamente, abandonarán el índice al cierre del 18 de este mes. Las modificaciones serán efectivas el lunes 21. En ambos casos sufren retrocesos en Bolsa superiores al 45% en lo que va de año.

Más de 100.000 millones

La teleco que preside José María Álvarez-Pallete, en mínimos que no se veían desde mediados de los años 90, ha perdido unos 94.000 millones de valor desde el récord que logró en noviembre de 2007, cuando el Ibex estaba en su máximo histórico, en torno a los 16.000 puntos. La operadora tiene el honor de ser, junto a Santander e Inditex, una de las firmas españolas que ha superado el umbral de los 100.000 millones de capitalización. El segundo mayor banco español también ha sufrido. Valía 71.000 millones hace 13 años y medio. Ahora su cotización está en entorno de mínimos de 25 años.

BBVA y Telefónica siempre habían formado parte del Euro Stoxx desde su creación en 1998, aunque han entrado y salido de otros índices Stoxx. Santander, por ejemplo, ha mantenido su puesto en el Euro Stoxx 50, pero abandona el Stoxx 50 Europe, a cambio de la entrada de la holandesa Adyen, especializada en pagos electrónicos. El banco que preside Ana Botín cae un 49,9% en 2020 y pierde 31.000 millones de euros de valor. Solo queda como Iberdrola como reprsentante español en el Stoxx 50 Europe. La utility suma unos 8.500 millones tras avanzar un 15% en el año.

También han salido el banco francés Société Générale, el gestor alemán de hospitales Fresenius y Orange. En sus puestos entran las holandesas Prosus (la división internacional de activos de internet de Naspers, el gigante sudafricano propietario de un paquete de la china Tencent) y Adyen, la inmobiliaria alemana Vonovia y el fabricante francés de licores Pernod Ricard. Para determinar que un valor entra o sale del Euro Stoxx 50 se emplean la capitalización ajustada por el free float (capital que cotiza libremente) y criterios sectoriales.

El fabricante finlandés de escaleras mecánicas Kone también ha entrado. “Habrá muchos e importantes cambios en los índices, reflejando la fuerte volatilidad y debilidad de algunos sectores (financiero, telecos y autos) y la pujanza de otros: nuevas tecnologías, medios de pago y comercio electrónica”, afirman en Sabadell.

No es un caso aislado de Stoxx. Los gestores de los índices están restando peso a los sectores más dañados. El lunes, ExxonMobil, una petrolera icónica de la Bolsa estadounidense, abandonó el Dow Jones, tras haber formado parte de él desde 1928. También salieron la farmacéutica Pfizer y la empresa de armamento Raytheon. A cambio, entraron la empresa de software Salesforce.com, la biotecnológica Amgen y la industrial Honeywell.

La presencia española, en mínimos

Los cuatro que se quedan. La representación española, tras las salidas del Euro Stoxx 50 de BBVA y Telefónica, quedaría bajo mínimos, con Inditex, Iberdrola, Santander y Amadeus. Hasta hoy, el peso español en el índice se sitúa en el entorno del 8%. Las expulsiones de la teleco y del banco lo rebajarían hasta el 6%.

Impacto. Los fondos que replican índices tienen en el radar qué valores van a salir de sus referencias. En ocasiones, se anticipan a las decisiones de los gestores; en otras, como en el caso de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés), las consecuencias en las cotizaciones se aplazan hasta que la expulsión se ha ejecutado. Los cambios del Euro Stoxx 50 tendrán lugar el 18 de septiembre. Este selectivo es el más importante para los gestores de fondos que invierten en las Bolsas de la zona euro.

Normas
Entra en El País para participar