Las noches en casas rurales crecen por el Covid, pero caen en campings y apartamentos

Las pernoctaciones superaron las 9,9 millones, frente a los más de 19 millones registrados en julio de 2019

Unas veraneantes abandonan el hotel donde se han alojado durante sus vacaciones en Calella (Maresme). El hotel cerrara la temporada el proximo dia 6 de Setiembre.
Unas veraneantes abandonan el hotel donde se han alojado durante sus vacaciones en Calella (Maresme). El hotel cerrara la temporada el proximo dia 6 de Setiembre. EL PAÍS

Las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros (apartamentos turísticos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues turísticos) superaron las 9,9 millones en julio, lo que supone un descenso del 49,9% respecto a las 19,8 millones de pernoctaciones registradas en el mismo mes de 2019, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE) Durante los siete primeros meses de 2020 se registraron 26,2 millones de pernoctaciones en alojamientos no hoteleros, un 61,7% menos que en el mismo periodo de 2019.

Este descenso interanual, el menor desde que estalló la pandemia del coronavirus, es resultado de la disminución de las pernoctaciones de los españoles en un 19,4% y del desplome en un 77% de las realizadas por los extranjeros.

El número de establecimientos abiertos en julio aumentó respecto al mes anterior, al pasar 56.845 a 127.553, si bien esta cifra todavía es un 29% inferior a la de julio de 2019. Así, los establecimientos extrahoteleros abiertos en el séptimo mes del año representan el 66,8% de los que existen en total.

El total de plazas ofertadas en julio fue de 1.347.477, un 80,2% del total. Casi tres millones de viajeros se alojaron en algún alojamiento turístico extrahotelero, lo que supone el 60,3% del total de viajeros y el 50,1% del total de pernoctaciones estimadas hace un año.

Fuerte caída de campings y apartamentos

El turismo rural fue el que más se recuperó en julio, con 430.000 viajeros que realizaron 1,5 millones de pernoctaciones, un 10% menos que hace un año gracias a que las pernoctaciones de residentes se dispararon el 18,7% y compensaron en parte la caída del 68,9 % registrada en las correspondientes a turistas internacionales.

La ocupación de estos establecimientos creció el 3,1% frente a julio del año pasado y se situó en el 30,1 %, según los datos del INE, que añaden que los precios bajaron el 1,4 %. Castilla y León se mantuvo, un mes más, como el destino preferido para los amantes de este tipo de turismo, con 235.465 pernoctaciones, el 13,2 % más que en julio de 2019, mientras que Asturias alcanzó el mayor grado de ocupación (47,8 % de las plazas ofertadas).

Estos datos confirman las previsiones que apuntaban a que muchos viajeros se decantarían este año por alojamientos aislados y no compartidos ante el temor a contagios, máxime si se tiene en cuenta que las pernoctaciones hoteleras bajaron en julio el 73,4% respecto al mismo mes de 2019, hasta 11,5 millones.

Las pernoctaciones en el conjunto de alojamientos turísticos colectivos españoles disminuyeron el 66% en julio y el 68,7% en los siete primeros meses del año.

Las pernoctaciones en apartamentos turísticos descendieron el 66,2 %, con un retroceso del mercado nacional del 35,5% y del 82,4% en el caso de extranjeros, y aunque la Comunidad Valenciana, Andalucía y Canarias se mantuvieron como destinos principales, bajaron el 59,1, 60,1 y 79,7 %, respectivamente.

Las pernoctaciones en campings anotaron en julio un descenso del 36,3% respecto al mismo mes del año anterior. Las de residentes retrocedieron el 11,4% y las de no residentes el 68,1 %, y Cataluña fue el destino preferido para los campistas, pese a retroceder el 49% en tasas interanuales. Mientras el precio de los apartamentos turísticos se redujo el 7,8% en tasas interanuales, el de los campings se mantuvo prácticamente estable, con una caída de sólo el 0,3%.

Normas
Entra en El País para participar