El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anuncia su dimisión por motivos de salud

El Nikkei se desploma un 3% en pocos minutos

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha anunciado este viernes en rueda de prensa su dimisión debido a sus problemas de salud, poniendo fin así a varias semanas de especulaciones en torno a su estado.

En un encuentro previo con los miembros de su partido, el LDP, les ha pedido que elijan a su sucesor al frente de la formación lo antes posible. Mientras esto sucede, Abe tiene intención de seguir ocupando el cargo de primer ministro de forma interina, sin designar a un sucesor.

Debido a la noticia, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio se desplomó un 3% en pocos minutos, y cerró la sesión de este viernes con un retroceso del 1,41%, hasta cotizar en los 22.882,65 puntos. De este modo, el mercado tokiota se desmarcaba de las subidas generalizadas en las principales bolsas asiáticas, con aumentos del 1,27% y del 1,60% en Hong Kong y Shanghái, mientras que la Bolsa de Singapur progresaba un 0,97%.

El mandato de Abe ha estado marcado por unas directrices económicas llamada Abenomics, que combinaba una política monetaria extremadamente laxa, gasto fiscal y reformas estructurales. No obstante, algunos escándalos relacionados con su familia y miembros del partido y la gestión inicial de la pandemia del coronavirus minaron su apoyo popular. Además, Abe se ha caracterizado por un cambio en la política exterior, retirando restricciones a las operaciones de las fuerzas armadas e intentando cambiar la pacifista Constitución nipona, firmada tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial.

Debido a la crisis del coronavirus, el PIB nipón se desplomó un 7,8% en el segundo trimestre de 2020, la mayor contracción de la riqueza desde 1955. Antes del estallido de la pandemia, la política económica del país estuvo marcada por un alza generalizado en el IVA del 8% al 10%, provocando un retroceso del 6,3% en el PIB al cierre de 2019 debido a la caída del consumo interno.

El anuncio de la dimisión se produce tan solo cuatro días después de que Abe, de 65 años, se convirtiera el lunes en el primer ministro que más tiempo ha estado en el cargo, tras cumplir este lunes 2.799 días consecutivos al frente del Gobierno, superando así, precisamente, el récord que hasta ahora ostentaba su tío abuelo Eisaku Sato, en el cargo entre noviembre de 1964 y julio de 1972.

Las especulaciones en torno a la salud del mandatario habían aumentado en las últimas semanas, en especial después de que Abe acudiera el pasado 17 de agosto a realizarse unas pruebas en un hospital de Tokio y volviera a visitar dicho centro este lunes.

Abe señaló que la colitis ulcerosa crónica que le obligó a renunciar en su primer mandato (2006-2007) ha regresado recientemente, y el tratamiento que debe recibir exige una revisión continua y vigilada. "Mis condiciones de salud no son perfectas. Una salud pobre puede derivar en decisiones políticas erróneas (...). He decidido renunciar como primer ministro", afirmó Abe en una rueda de prensa.

No es la primera vez que Abe abandona el cargo por sus problemas de salud. Ya en 2007, apenas un año después de haberse convertido en primer ministro, tuvo que dimitir debido a una enfermedad intestinal e ingresó al día siguiente en el hospital. Tras regresar al poder en 2012, aseguró que había superado los problemas de salud que le llevaron a su renuncia.

Abe llegó al poder en 2012 en una segunda etapa, después de que su sucesor en 2007 y ahora ministro de Finanzas Taro Aso perdiera las elecciones. De 65 años ha visitado la el hospital de la Universidad de Keio dos veces en las últimas dos semanas, diciendo a los periodistas que él se estaba sometiendo a pruebas para mantener su salud. Aunque el el gobierno ha proporcionado pocos detalles, los medios de comunicación nacionales han dicho que estaba en realidad en tratamiento de su colitis ulcerosa.

Normas
Entra en El País para participar