Mercados

El Dow Jones expulsa a ExxonMobil en su mayor revisión en siete años

Amgen, Salesforce y Honeywell entran en el selectivo más famoso de Wall Street

Imagen de la Bolsa de Nueva York.
Imagen de la Bolsa de Nueva York. AP

El dominio de las tecnológicas en este 2020 bursátil ha forzado el mayor cambio del índice más famoso del mundo, el Dow Jones, que ha anunciado la mayor revolución en siete años en sus componentes. La medida es consecuencia del desdoble de acciones de Apple, que ha provocado que la tecnología pierda peso en un índice que está ponderado en función del precio de la acción y no de su valor en Bolsa. Motivo por el que, pese a su fama, apenas es utilizado por gestores de fondos.

 La revisión se ha saldado, además, con la expulsión de un valor icónico en la Bolsa de EE UU. ExxonMobil, hasta hace poco la empresa con más capitalización del mundo, ahora castigada por el mal momento de las materias primas. Junto a ExxonMobil han sido sacadas del índice otros dos gigantes, la farmacéutica Pfizer y la empresa de armamento Raytheon.

Entran en el índice la empresa de software Salesforce.com, la biotecnológica Amgen y la industrial Honeywell. Desde 2011 no se registraban tres cambios en una revisión de este índice, que la próxima semana cumplirá 124 años de edad.

El desdoble de acciones de Apple redujo el peso de la tecnología en el índice, actualmente de solamente un 12%. Ello ha provocado que, mientras el muy tecnológico Nasdaq esté un 20% por encima de los récords previos a la pandemia, al Dow Jones le quede un 4%. El S&P 500, usado por los gestores de fondos y los productos de gestión pasiva, tiene el doble de exposición tecnológica que el Dow.

Pese a todo, el Dow Jones, más selectivo con solo 30 miembros, es el mejor escaparate. Y ExxonMobil, el miembro más antiguo de los tres expulsados, marca una tendencia. La empresa valía 525.000 millones de dólares en 2007, pero ahora está apenas en 180.000, castigada por la caída de los precios del crudo y por las tendencias estructurales de las economías. 

El caso contrario es Salesforce.com, especializada en software para empresas (CRM, soluciones para relaciones con clientes) y computación en la nube. Fundada en 1999, ha multiplicado su precio por 27 en la última década.

Por su parte, Amgen está entre las primeras empresas de biotecnología del mundo. Con un valor de 137.000 millones de dólares, reemplaza a Pfizer, un gigante farmacéutico  un 65% más grande. Honeywell regresa al Dow después de ser expulsado hace 12 año, y aunque baja en 2020, ha cerrado una excelente década tras la crisis financiera, multiplicando su precio por 10. 

Esta es la segunda vez que una división de acciones de Apple ha tenido consecuencias para el Dow. En 2014 su desdoble de siete por una rebajó el precio por debajo de los 1.000 dólares, umbra que permitió su inclusión en el índice. Este límite impude que otros dos gigantes tecnológicos, como Amazon o Alphabet, formen parte del Dow Jones, mientras sí están en Nasdaq y S&P 500.

La última vez que tres compañías fueron añadidas al Dow fue hace siete años, cuando Visa, Goldman y Nike desplazaron a Bank of America, Hewlett-Packard y Alcoa.

Normas
Entra en El País para participar