Alimentación

Las mascotas y el café aúpan los ingresos de Nestlé España por encima de los 2.000 millones

Facturó 2.107 millones tras integrar el negocio de Purina

Sede de Nestlé España en Esplugues de Llobregat.
Sede de Nestlé España en Esplugues de Llobregat.

Nestlé España volvió a superar la barrera de los 2.000 millones de ingresos en 2019 cinco años después, un periodo que estuvo dominado por una paulatina caída y estancamiento de sus ingresos. Los 2.107 millones de euros facturados por la filial española del gigante de la alimentación el año pasado son, además, la cifra más alta desde al menos 2008, último dato público disponible, y representan un crecimiento del 9,4% respecto a lo ingresado en 2018.

Un hecho principal explica buena parte de ese salto. Como indica en sus cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil, Nestlé España aprobó en diciembre pasado la escisión parcial de su participada Nestlé Purina Petcare, absorbiendo el negocio de alimentación animal.

Este ya se incluye en la cifra de ingresos total de Nestlé España de 2019, aportando 130,4 millones de euros adicionales. Sin estos la compañía hubiese alcanzado una facturación de 1.977 millones, lo que también hubiese representado un crecimiento respecto al año anterior, aunque del 2,6%.

La alimentación para mascotas es uno de los negocios con mayor potencial y más estratégicos para Nestlé. De hecho, esos 130,4 millones generados en 2019 por este segmento son un 11% más elevados que la facturación que en 2018 registró Nestlé Purina.

La otra pata de crecimiento para la compañía en España es el café. Esta línea de negocio creció un 5% el año pasado hasta 978 millones, el 47% de la facturación total. Durante el año pasado Nestlé comenzó la venta en el canal alimentación de las variedades de café Starbucks, siendo España uno de los primeros países europeos en hacerlo. Además, como destaca en su informe de gestión, las cápsulas Dolce Gusto y Nescafé fueron los productos que más tiraron de las exportaciones, que crecieron un 9% hasta 661,5 millones. Lo hicieron de manera más acentuada fuera de Europa, un 14,5%.

Hay que recordar que de los 10 centros productivos que Nestlé tiene en España, las de Girona y Reus (Tarragona) están dedicadas al negocio cafetero.

Otra línea de negocio al alza fue la de cacao, chocolates y confitería, con un crecimiento del 4,6%, mientras que los preparados alimenticios y dietéticos, donde se encuadraría el negocio de Litoral o Solís y que es el segundo segmento más importante por generación de ingresos, se contrajo un 2% hasta 440 millones. Más acentuada fue la caída en el negocio de aguas, de un 5% hasta los 100 millones.

El incremento general de los ingresos permitió elevar el beneficio neto de Nestlé España un 47% hasta 148 millones, el mayor desde 2016. A esto también contribuyó el incremento en el cobro de dividendos por parte de la compañía a sus sociedades dependientes. En 2019 Nestlé España recibió 28,5 millones por este concepto, por los 17,5 millones del año anterior, lo que representa un crecimiento del 63%.

Respecto a 2020, habla de unas perspectivas de negocio “moderadamente optimistas” y, respecto al Covid-19, dice que no se ha visto “significativamente afectada”.

Normas
Entra en El País para participar