Distribución

Las grandes superficies pagarán este año un bonus de hasta 142 euros por empleado

Anged y sindicatos sellan su ejecución por los objetivos de 2019, fijados en el convenio

Las grandes superficies pagarán este año un bonus de hasta 142 euros por empleado

En torno a 230.000 trabajadores sujetos al convenio de grandes almacenes, empleados en alguna de las compañías que forman parte de la patronal del sector Anged, recibirán durante lo que queda de año un bonus salarial de hasta 140 euros a cuenta de la consecución de los objetivos de 2019. Un complemento salarial no consolidable y que estaba contemplado en el convenio.

Tanto Anged, que representa a compañías como El Corte Inglés, Ikea, Carrefour, Eroski, Auchan o MediaMarkt entre otras, como los sindicatos Fetico, Fasga, CC OO y UGT se reunieron de forma telemática el pasado 28 de julio para tratar la aplicación de los apartados 2 y 3 del artículo 24 del convenio colectivo del sector, que desarrollan las condiciones para ejecutar el incremento variable según las ventas del sector en 2019. Para ello se toman los datos del Índice del comercio al por menor en grandes superficies elaborado por el Instituto Nacional de Estadística a precios constantes.

Este muestra para el año pasado un índice de 92,187 frente al promedio de los dos años anteriores de 90,10. Una diferencia de 2,09 puntos, lo que permite aplicar un bonus del 0,8% sobre el salario anual fijado en las tablas del convenio colectivo, aunque no su consolidación.

Esto se traduce en una bonificación que alcanza los 142,81 euros en la categoría de técnicos, la que goza de una mayor retribución en el convenio; de hasta 131,02 euros en la categoría de coordinador; de 120,2 en la de profesional, y de 116,7 en la categoría base. Para la determinación del complemento por hora trabajada, habrá que dividir estos importes por el número de horas anuales efectivamente desarrolladas, que para 2020 son de un máximo de 1.770.

La confirmación del complemento fue plasmada en el Boletín Oficial del Estado el pasado viernes. La resolución publicada explica que “dado que el estado de crisis sanitaria que atraviesa el país, y que ha tenido efecto directo en las personas trabajadoras y en las empresas que aplican el convenio colectivo”, las partes acordaron que los importes se podrán abonar hasta el próximo 31 de diciembre.

El de la distribución ha sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia, después de que el estado de alarma decretado por el Gobierno declarara el cierre de los establecimientos que no vendiesen alimentación. Además, en el caso concreto de las grandes superficies, estas tuvieron que esperar a abrir sus puertas en la fase 2 de la desescalada. Sus empleados han sufrido los efectos. Según datos de Anged, cerca de 100.000 trabajadores de las empresas asociadas estuvieron bajo un ERTE durante más de dos meses. Con la reapertura de los establecimientos a finales de mayo, estos fueron poco a poco volviendo a sus puestos. El caso más notable fue el de El Corte Inglés, que aplicó un ERTE a cerca de 25.000 trabajadores de sus tiendas.

Una pérdida de ingresos de 30.000 millones

Crisis. El actual será un año muy difícil para las grandes superficies. La patronal Anged estima en 30.000 millones de euros la pérdida de ingresos en comparación con los del año pasado, debido a los más de dos meses de cierre y a la difícil recuperación de la confianza del consumidor. Algunos índices ya dejan entrever que esta costará tiempo. Por ejemplo, los ingresos del sector textil cayeron casi un 22,5% en julio pese a las rebajas. Otro es el de la afluencia a los centros comerciales, que entre julio y agosto ha caído un 40%. La incierta salida a la crisis sanitaria que golpea al mundo amenaza con seguir golpeando al comercio minorista.

Normas
Entra en El País para participar