BBVA Seguros excluirá de su proceso de inversión a las empresas poco sostenibles

Suscribe los Principios para la Inversión Responsable y elevará la exigencia para admitir inversiones

Sede de BBVA en Madrid, conocida como La Vela, en una imagen de archivo.
Sede de BBVA en Madrid, conocida como La Vela, en una imagen de archivo.

BBVA quiere liderar el movimiento empresarial hacia un marco de actuación sostenible. Para ello, el banco ha dado un paso más y su división BBVA Seguros ha suscrito los Principios para la Inversión Responsable (PRI), lo que implica una mayor exigencia en la admisión de nuevas inversiones, así como transparencia al mercado.

De esta forma, la entidad excluirá de su proceso inversor a aquellas empresas que tengan una elevada huella de carbono, un bajo rating ASG (categorías relacionadas con cuestiones Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo), un alto nivel de controversia o que no cumplan con los Principios del Pacto Mundial de la ONU, entre otros condicionantes.

Según detalla el banco, existe un comité de seguimiento mensual con la intención de que todos los activos (bonos y renta variable) alcancen niveles altos en cuanto a la sostenibilidad. En el caso de los bonos, se esperará a su vencimiento. En la renta variable, la intención es reunirse con las empresas que no cumplen los criterios ASG y ayudarlas a que mejoren su ratin en sostenibilidad.

Además, por su parte, BBVA Seguros deberá informar cada año a la UN PRI (iniciativa promovida por Naciones Unidas) de los progresos, en términos de sostenibilidad, de la actividad inversora.

“Con este compromiso, BBVA Seguros sigue los estándares de inversión socialmente responsable, lo que permite una mayor eficiencia en la evaluación de riesgos de las compañías en las que invierte y, al mismo tiempo, mejora la rentabilidad a largo plazo de forma sostenible”, indica Eugenio Yurrita, consejero delegado de BBVA Seguros.

Asimismo, BBVA Seguros ha mostrado su disposición a reportar información no financiera para que se evalúen los progresos en su política de inversión socialmente responsable.

Esta acción se enmarca dentro de la estrategia de BBVA de promover la sostenibilidad en el banco y sus clientes, tanto empresariales como particulares.

Según explica la entidad, la intención de BBVA es “que todos los productos que ofrece a los clientes, tanto grandes empresas, como instituciones, pymes o particulares, tengan una solución sostenible”. Un objetivo que espera alcanzar en 2020 para los principales productos en España. En este sentido, BBVA Seguros ha desarrollado un seguro para vehículos que ofrece condiciones ventajosas para los coches eléctricos.

Esta semana el banco anunció que ya ha cumplido el 40% de su compromiso de alcanzar los 100.000 millones de euros de financiación para proyectos sostenibles entre el periodo 2018-2025.

Estos 40.000 millones incluyen operaciones en financiación verde (62% del total), inclusión financiera y emprendimiento (13%), infraestructuras sostenibles y proyectos agrícolas (11%), y otra movilización sostenible (14%).

En 2018, BBVA emitió su primer bono verde por 1.000 millones de euros y en 2019 el banco emitió un segundo bono verde por el mismo importe. Según los cálculos de la entidad, los proyectos financiados con estos bonos han evitado que se emitan a la atmósfera más de 724.000 toneladas de CO2 durante 2019, casi el triple que el año anterior.

Normas
Entra en El País para participar