ING calcula que el 31% de los españoles ha elevado el uso de la banca online tras la pandemia

Según un estudio realizado por la entidad, el 12% de los encuestados admite que ha incrementado sus inversiones a través de los canales digitales

ING calcula que el 31% de los españoles ha elevado el uso de la banca online tras la pandemia

La pandemia del Covid-19 ha acelerado el uso los canales digitales de la banca. Según un estudio realizado por ING el 31% de los españoles ha elevado el uso de servicios financieros y el 12% ha aumentado las inversiones online. Además, los resultados de la encuesta realizada a 900 personas entre los meses de mayo y agosto refleja que el virus ha tenido un impacto directo en la economía de los hogares y en sus decisiones de consumo y entorno personal.

Uno de los aspectos más influidos por la etapa de confinamiento y que ha supuesto un cambio en los hábitos ha sido el incremento del consumo de productos y servicios a través de los canales digitales y, de hecho, el 48,5% prevé que en los próximos tres meses se producirá una mayor digitalización.

Además, el estudio muestra que debido a la paralización de la actividad económica la extensión del Covid-19 ha condicionado la economía de los hogares, de forma que el 16,1% de los encuestados afirma estar actualmente solicitando un crédito o hacerlo próximamente. Igualmente, el 17,5% reconoce que tendrá que vender algunos activos en los próximos seis meses Además, un 38% de los españoles asume que utilizará sus ahorros para hacer frente a esta nueva situación financiera. Por ello, el 44% de los encuestados afirma que intentarán crear un fondo de ahorro para atajar posibles emergencias en los próximos meses.

Este impacto en los ahorros se refleja en el actual periodo estival. A principio de verano un 76% reconocía que su presupuesto para las vacaciones de verano se rebajaría, situándose a la cabeza de los países encuestados, que si bien han reconocido también una reducción, de media se sitúa en el 67,7% fuera de España.

Por otro lado, la encuesta de ING también refleja una mayor sensibilidad por los productos y empresas respetuosos con el medio ambiente. Así, el 405 declara tener muy en cuenta el impacto ambienta de sus actos de consumo. También se ha incrementado la compra de productos orgánicos y el fomento de la economía local y de proximidad entre un 43% y el 37% se muestra más interesado en productos bancarios que apoyen un futuro más verde y sostenible.

Normas
Entra en El País para participar