Consumo

Marks & Spencer planea suprimir 7.000 empleos y reforzará la venta online

La cadena británica quiere reducir personal en sus tiendas y en puestos de gerentes en algunas áreas del Reino Unido mediante bajas voluntarias

Cartel de M&S.
Cartel de M&S. AFP

Los grandes almacenes británicos Marks & Spencer (M&S) planean la supresión de 7.000 empleos en los próximos tres meses debido al impacto de la pandemia de la Covid-19. El anuncio realizado por la empresa británica sigue la política llevada a cabo por otros grandes minoristas británicos como Boots, John Lewis, Dixons Carphone y WH Smith.

Marks & Spender quiere reducir personal en sus tiendas y en puestos de gerentes en algunas áreas del Reino Unido, pero reforzar el área de venta por internet.

“Esperamos que una proporción significativa (de estos puestos) se haga a través de retiradas voluntarias y jubilaciones anticipadas. Como es nuestra tradición de tratar bien a la gente, vamos ahora a empezar un amplio programa de comunicación con nuestros colegas”, señaló la empresa en un comunicado.

Al mismo tiempo, M&S indicó que espera crear “un número” de nuevos puestos en el área de venta a través de la red. El grupo, que ya se enfrentaba a una crisis de la distribución en el Reino Unido a causa de la guerra de precios y a la competencia de Amazon, ha visto agravadas sus dificultades por la pandemia en los últimos meses.

El consejero delegado de M&S, Steve Rowe, dijo que los planes “suponen un paso importante para transformar (a la compañía) en un negocio más eficaz y más rápido” que pueda responder “a las necesidades del cliente y estamos comprometidos a apoyar a nuestros colegas en este momento”.

El coste del programa, incluyendo los despidos, se reflejará en un importante ajuste que se incluirá en los resultados semestrales del grupo, tal y como explicó ayer la compañía. “El programa de racionalización es un paso importante para cumplir nuestro programa de ahorro de costos y asegurar que salgamos de la crisis con una base de costos más baja y un negocio más fuerte y resistente”, añadió la fima británica.

Al igual que otras empresas minoristas, M&S resultó afectado por el confinamiento impuesto a finales de marzo por el Gobierno para contener la expansión de la Covid-19. M&S dijo que las ventas del grupo bajaron un 19,2% interanual en las 19 semanas hasta el 20 de agosto, que incluyó parte del período de encierro de Gran Bretaña, con ropa y las ventas de hogar bajando un 49%.

Normas
Entra en El País para participar