Sanofi empieza su juerga de compras con una de bajo riesgo

Conoce Principia de cerca, pues tiene los derechos de licencia de sus fármacos contra la esclerosis múltiple

Sede de Sanofi en París (Francia).
Sede de Sanofi en París (Francia). REUTERS

El consejero delegado de Sanofi, Paul Hudson, está comenzando una posible juerga de fusiones y adquisiciones de manera relativamente segura. La farmacéutica francesa va a comprarla biotecnológica americana Principia Biopharma por 3.700 millones de dólares, impulsando su presencia en el lucrativo campo de las enfermedades en las que el sistema inmunológico ataca al cuerpo. La compra de un colaborador establecido reduce el riesgo, al tiempo que permite a Sanofi ahorrar en el pago de royalties.

Sanofi tiene mucho dinero para gastar. En mayo, el grupo farmacéutico de 127.000 millones de dólares vendió una participación de 12.000 millones en la empresa biotecnológica estadounidense Regeneron Pharmaceuticals, que Hudson planea reinvertir en el desarrollo de medicamentos y en adquisiciones para reponer su cartera de productos y compensar el estancamiento de las ventas de medicamentos para la diabetes.

Los analistas de Jefferies consideran que el grupo tiene hasta 25.000 millones de dólares de potencia de fuego, después de tener en cuenta su relativamente baja deuda.

El hecho de que Sanofi conozca de cerca a su objetivo elimina algunos de los riesgos. Los principales medicamentos de Principia, los llamados inhibidores de la tirosina quinasa de Bruton, buscan evitar que el sistema inmunológico cause inflamación o destrucción de tejidos. El grupo francés ya posee los derechos de licencia de los principales medicamentos de Principia contra la esclerosis múltiple, lo que debería darle una visión más clara de sus perspectivas.

La compra de toda la compañía le dará margen de maniobra para usar el medicamento con menos restricciones y ahorrar en el pago de regalías si tiene un buen rendimiento. También tiene acceso a posibles tratamientos para condiciones como el pénfigo, una rara enfermedad que ataca la piel.

Aun así, los inversores se enfrentan a una larga espera para obtener beneficios. Es poco probable que Principia obtenga un beneficio operativo decente hasta 2025, según los analistas de HC Wainwright & Co, que calculan un ebit de 584 millones de dólares en 2026.

Con la tasa impositiva de Sanofi, el 22%, el fabricante de medicamentos francés podría esperar obtener un 13% de retorno sobre su inversión, lo que valora Principia en 3.400 millones de dólares una vez que se incluye el dinero en efectivo.

La operación, de riesgo relativamente bajo, puede ayudar a calmar los temores de que Sanofi pueda derrochar su enorme pila de dinero. Las acciones del grupo francés han subido un 5% desde que Hudson anunció su nueva estrategia en diciembre pasado, y ahora están valoradas en casi 14 veces las ganancias a futuro, una prima modesta respecto a sus pares, según los datos de Refinitiv. Pero con efectivo de sobra y las valoraciones de las biotecnológicas altas, el desafío de Hudson será mantenerse disciplinado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías