Inversión

La inmobiliaria de Warren Buffet busca crecer en la costa e islas españolas

Berkshire Hathaway HomeServices se hizo en julio con la consultora marbellí Value Added Property

El inversor Warren Buffett.
El inversor Warren Buffett.

Berkshire Hathaway HomeServices, división inmobiliaria del magnate Warren Buffet, que desembarcó en España hace un año de la mano de la consultora Larvia, especializada en vivienda de lujo, busca expandirse en la costa mediterránea, Baleares y Canarias tras la compra de una primera agencia local en Marbella (Málaga).

Larvia, que forma parte del grupo inmobiliario Petrus, con sedes en Barcelona y Madrid, fue la consultora que sirvió a Buffet para irrumpir en el mercado de las casas de lujo en España.

"La compañía busca aliados en todo el mundo y nosotros somos sus embajadores en el país", señala a EFE Luis Rabassa, consejero delegado de Berkshire Hathaway HomeServices Larvia y vicepresidente ejecutivo de Petrus.

Larvia, que cuenta con una oficina en Barcelona y cuatro en Madrid, una en el centro, otra en Conde de Orgaz y en las zonas de Aravaca y La Moraleja, ha permitido a la corporación estadounidense empezar a operar en estos dos mercados. Ahora, esta inmobiliaria ha dado un paso más en su expansión en España con la compra, este pasado mes de julio, de la consultora marbellí Value Added Property, que cuenta con una década de experiencia y una docena de trabajadores y que ahora ha pasado a llamarse Berkshire Hathaway HomeServices Marbella.

Esta operación supone su aterrizaje en la Costa del Sol, zona que atrae a turismo de lujo de todo el mundo, y un punto de partida para seguir ampliando su negocio en el país.

"Quieren crecer en España mediante la compra de agencias inmobiliarias que son líderes en sus áreas de influencia", señala Luis Rabassa, que subraya que el objetivo del grupo no es "crecer por volumen", sino con operaciones con sentido, que le aporten valor y un posicionamiento estratégico en el sector inmobiliario.

El grupo busca oportunidades en España, con el foco puesto en tres áreas concretas: las islas Baleares, las Canarias y el litoral mediterráneo, que Rabassa describe como "la Florida de Europa". Se trata de zonas con alta rotación de inmuebles, condición que se acentúa con la crisis del coronavirus.

Rabassa afirma que los clientes de Berkshire Hathaway HomeServices son españoles que buscan viviendas de alto standing en las capitales y la costa, pero también extranjeros que quieren establecerse en España de forma permanente o para vacaciones e inversores y socimis que buscan rentabilidad en el sector inmobiliario.

Berkshire, con sede en Irvine (California), es una de las mayores redes de comercialización inmobiliaria de Estados Unidos, con casi 50.000 agentes, más de 1.400 oficinas agregadas en menos de seis años y más de 114.500 millones de dólares en ventas generadas en 2018, según datos de la compañía.

Larvia se convirtió el pasado año en el quinto miembro de la red global de la firma inmobiliaria, después de Rubina Real Estate, en Berlín; Kay & Co, en Londres; Maggi Properties, en Milán, y Gulf Properties, en Dubái. Este año ya han abierto también cuatro oficinas en Canadá y una en México.

Normas
Entra en El País para participar