Transporte

La propietaria de ALSA pierde 68 millones ante el hundimiento de la demanda

National Express confía en poder afrontar los pagos a acreedores

Autobuses de National Express en la estación de Victoria, Londres.
Autobuses de National Express en la estación de Victoria, Londres. REUTERS

La británica National Express Group, propietaria de las líneas de autobuses Alza, ha perdido 60,7 millones de libras (68 millones de euros) antes de impuestos en el primer semestre de 2020, muy castigada por el hundimiento de los transportes debido a los confinamientos. La firma se prepara, además, para una mayor presión en sus finanzas durante el próximo año. Los ingresos han caído el 23% hasta los 1.030 millones de libras, 1.140 millones de euros.

La acción ha recibido la noticia con una caída en Bolsa del 12%. Con todo, la compañía prevé cumplir con las condiciones renegociadas de su deuda incluso en su peor escenario y satisfacer los pagos a acreedores en el próximo año. 

"Aunque hay algunos signos de retorno de la demanda, los niveles son significativamente reducidos y sujetos a variabilidad dados los confinamientos locales, el impacto de las cuarentenas y la incertidumbre sobre la reapertura escolar en EE UU", dijo el director ejecutivo (saliente) Dean Finch. La empresa ha asegurado 1.700 millones en financiación desde que empezó la pandemia, apunta.

Sobre Alsa, ha señalado que está operando al 40% en sus líneas de largo recorrido, al 80% en líneas regionales y al 100% en líneas urbanas. La empresa apunta que están en riesgo los ingresos del 40% de sus contratos. 

Además, destaca que se beneficia de "las buenas relaciones" con los contratistas, poniendo como ejemplo un acuerdo con el Consorcio de Transportes de Madrid para cambiar el métido de explotación. A futuro, National Expres señala que prevé poder seguir usando los ERTEs en caso de que haya nuevos confinamientos o caídas de demanda y que las autoridades están abiertas a negociar compensaciones por el hundimiento de los desplazamientos, como ayudas financieras o prórrogas de contratas.

La empresa británica, que opera en ocho países a nivel mundial,dijo que la pérdida subyacente antes de impuestos fue de 60,7 millones de libras, en comparación con...un beneficio de 114,6 millones de libras el año anterior.

Normas
Entra en El País para participar