Turismo

TUI perdió 1.100 millones entre abril y junio por la parálisis del turismo

Alcanza un acuerdo con Boeing para recibir una compensación en los dos próximos años por el aparcamiento forzoso de los 737 Max

Ciudadanos británicos, en un establecimiento de TUI en Chester.
Ciudadanos británicos, en un establecimiento de TUI en Chester. REUTERS

TUI sigue en caída libre. El turoperador alemán registró una caída de ingresos de 1.100 millones de euros entre abril y junio, lo que supone un 98% menos respecto al mismo período de 2019. El confinamiento y el cierre de fronteras durante este periodo hundieron los ingresos del gigante alemán, que ha detectado, en todo caso, un repunte de la demanda desde que se abrió la contratación de viajes, con un 57% del programa de verano de 2020 vendido, mientras que para la temporada alta de 2021, las reservas han crecido un 145%.

El turoperador ya avanzó el miércoles que ha obtenido otros 1.200 millones en ayudas del Gobierno alemán, para llegar a un total de 3.000 millones, lo que le asegura una posición de liquidez de 2.400 millones de euros a 12 de agosto de 2020 y que no tendrá problemas para afrontar la actual temporada alta y la próxima de invierno. Es junto a Adidas la empresa germana que ha recibido un rescate más cuantioso de las arcas públicas, solo por detrás de los 9.000 millones de Lufthansa, y ello llevará a que el sector público alemán pueda alcanzar el 9% del capital.

En la presentación de resultados, TUI presenta la hoja de ruta que le llevará a beneficios de nuevo en 2023. Para ello, el grupo se ha establecido un objetivo de ahorro de 300 millones de euros en los próximos tres años, para lo que ya ha iniciado la reestructuración de todas las unidades de negocio. El objetivo es ahorrar 240 millones en el año fiscal 2020 (octubre de 2019 a octubre de 2020), 40 millones en 2021 y 20 millones en 2022. En este sentido, ha empezado ya los ajustes en TUI Fly en Alemania, y ha procedido a cerrar algunos establecimientos en Reino Unido. La empresa también prevé paralizar sus operaciones en Francia. En total, los ajustes supondrán la pérdida de 8.000 empleos, según indica Bloomberg.

La liquidez de la compañía también se verá beneficiada por el acuerdo alcanzado por Boeing para recibir una indemnización por la paralización de la flota de los 737 MAX desde que estalló la crisis por los accidentes que sufrieron esos modelos. El turoperador detalla que recibirá una compensación progresiva del fabricante de aviones durante los dos próximos años, mientras que también se anota créditos para futuros pedidos y cuenta con un inventario de entrega de 61 aviones, de los que podrá ir disponiendo a medida que la demanda se recupere.

Normas
Entra en El País para participar