Restauración

El confinamiento redujo las ventas de Amrest un 44% entre abril y junio

La dueña de La Tagliatella tiene en la actualidad el 96% de sus restaurantes abiertos

El confinamiento redujo las ventas de Amrest un 44% entre abril y junio

Amrest, la cadena de restauración propietaria entre otras de La Tagliatella, sufrió en el segundo trimestre del año los mayores efectos de la crisis del coronavirus, debido al cierre forzado de sus establecimientos en sus principales mercados durante las peores semanas de la pandemia.

La compañía, que cotiza en la Bolsa española, registró una caída de las ventas del 43,6% entre abril y junio, según el avance de resultados que ha publicado hoy, llegando a los 272 millones de euros. En el primer trimestre la caída fue del 7,4%, debido a que las restricciones comenzaron a sucederse a partir de la segunda mitad del año. El balance del primer semestre refleja unos ingresos de 684 millones, un retroceso del 35% respecto al mismo periodo del año anterior.

"Durante el segundo trimestre de 2020, un periodo muy afectado por las restricciones aplicadas para contener la propagación de la Covid-19, la capacidad para gestionar los restaurantes de forma eficaz se vio limitada en la mayoría de nuestros mercados", explica Amrest, que indica cómo la situación comenzó a mejorara partir de mediados de mayo con la reapertura gradual de los establecimientos. "Las tendencias de las ventas en los mismos establecimientos y las ventas generales mejoraron de manera evidente de un mes a otro", dice la nota.La compañía detalla que el 56% de sus restaurantes estaban abiertos y operativos sobre todo gracias al servicio a domicilio y los pedidos en ventanillas desde el automóvil, además de la recogida en el local. Ese mes la caída de ventas fue del 67%. Esta se aminoró en mayo hasta el 40,7%, al tener ya disponible el 81% de la red. A finales de junio ya había reabierto el 92% de los restaurantes y "la tendencia de ventas mejoró aún más, con una disminución del 24,4% con respecto al ejercicio anterior" en ese mes. A fecha de este martes, el 96% de sus establecimientos estaban operativos.

"Como reacción a los desafíos que se plantean, hemos aumentado nuestras capacidades de los servicios de entrega a domicilio y pedidos en ventanillas desde el automóvil para reducir algunas de las pérdidas a las que hemos tenido que hacer frente por la menor afluencia de clientes dentro de los restaurantes", ha descrito la empresa, que ha detallado que los ingresos generados a través de estos sistemas en sus restaurantes propios mejoraron un 70% en mayo y un 51% en junio.

Normas
Entra en El País para participar