Covid-19

Alemania incluye a Madrid y País Vasco entre las zonas a las que desaconseja viajar

Las dos comunidades se suman a Cataluña, Aragón y Navarra

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas.
El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas.

Alemania ha incluido a las comunidades autónomas de Madrid y País Vasco en la lista de regiones de riesgo por coronavirus a las que aconseja no desplazarse si no es para viajes esenciales, calificación en las que se encontraban ya Cataluña, Aragón y Navarra. La página web del Ministerio de Asuntos Exteriores incluyó esta nueva advertencia en la actualización de sus informaciones a los viajeros hacia España.

La relativa a las regiones de Cataluña, Aragón y Navarra se habían incorporado a finales de julio a consecuencia de la evolución de la pandemia del coronavirus. El aumento de las nuevas infecciones y las restricciones impuestas para desplazamientos locales justifican estas medidas, según el departamento alemán de Exteriores. Las comunidades de Madrid y País Vasco han quedado así incluidas en la lista de regiones de riesgo por el coronavirus del Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en Alemania.

En esta lista, que contienen unas 130 regiones de todo el mundo, estaban ya Cataluña, Aragón y País Vasco desde finales de julio, mientras que en las últimas semanas se incorporaron a ella Amberes, en Bélgica, parte de Hungría y Rumanía, además de Luxemburgo, en lo que concierne a territorio de la Unión Europea (UE). El resto son terceros países, como Turquía o parte de los Balcanes, así como Rusia y Estados Unidos, además de amplias zonas de África y Asia.

Desde el pasado sábado, es obligatorio someterse al test de Covid-19 para todos los viajeros que ingresen en Alemania procedentes de esas zonas consideradas de alto riesgo. Los test pueden hacerse antes de viajar a Alemania -como máximo, 48 horas antes de llegar ahí-, o bien ya en el país, sea en centros establecidos en aeropuertos, estaciones de tren y terminales de autobús, o en consultorios médicos en el lapso de las 72 horas siguientes. Hasta que se tengan los resultados, el viajero queda en cuarentena domiciliaria. Las personas que se nieguen a realizar el test pueden ser multadas con hasta 25.000 euros.

Repunte continuado de contagios en el país

Estas medidas se adoptaron ante el repunte continuado de nuevos contagios registrados en las últimas semanas en Alemania, tanto en infecciones generadas en el país como casos "importados" de regreso de las vacaciones en el extranjero.

De las 300 o 350 nuevas infecciones diarias que se verificaban a finales de junio se pasó en primera quince de julio a 800 y 850 para superar las 1.000 por día a principios de este mes. En los últimos días se han estabilizado esas cifras, hasta situarse algo por debajo de los mil diarios. La cifra de casos activos se sitúa ahora en los 10.000, según datos del RKI.

La semana pasada, Alemania registró más de mil casos en tres días consecutivos -1.045, 1.147 y 1.122-, aunque el domingo y el lunes las cifras comunicadas habían caído a la mitad -555 y 436-, lo que se atribuye al desfase en el reporte propio del fin de semana.

El total de víctimas mortales desde el inicio de la pandemia está en 9.201 -cuatro más en las últimas 24 horas respecto al día anterior.

El cómputo total de contagios verificados por el RKI es de 217.293, de los cuales 198.100 constan como curados. El ministro de Sanidad, Jens Spahn, aseguró la semana pasada que 1.000 nuevos contagios diarios es una dimensión que a día de hoy el sistema sanitario puede gestionar.

El factor de reproducción (R) menos estable, basado en una comparativa de las infecciones en un intervalo de cuatro días respecto a los cuatro días anteriores, retrocedió de 1,26 a 1,09, señaló el RKI en su último informe diario.

Alemania, país donde nunca se ordenó el confinamiento de la población, aunque sí se paralizó parte de su actividad económica y vida pública, ha levantado progresivamente esas restricciones. El regreso a la escuela empezó progresivamente la semana pasada, en algunos Länder -estados federados-, aunque bajo especiales medidas de higiene, incluido el uso de mascarilla en espacios comunes y patios.

Las italianas Apulia y Emilia Romagna impondrán medidas a llegados de España

Las regiones italianas de Emilia-Romagna (norte) y Apulia (sur) impondrán distintas medidas a quienes lleguen de España, Grecia y Malta para limitar eventuales contagios de coronavirus, según avanzaron este martes sus respectivos gobiernos.

La primera tiene previsto hacer pruebas a todas los residentes que lleguen desde España, Grecia y Malta y su presidente, Stefano Bonaccini, tiene previsto firmar mañana miércoles una ordenanza para que la medida entre en vigor, adelantó hoy en un comunicado.

En concreto las personas que entren en Emilia-Romagna después de haber visitado esos países deberán comunicárselo "inmediatamente" al Departamento de Sanidad Pública y se les hará una prueba en las 24 horas sucesivas. Falta por ver los detalles de esta disposición, que se conocerán cuando sea publicada la ordenanza.

La Apulia, en el "tacón" de la Bota italiana, impondrá un periodo de cuarentena de catorce días a sus residentes, no a los turistas, que hayan estado en España, Grecia o Malta, según ha afirmado en sus redes su gobernador, Michele Emiliano. Mantiene asimismo la obligación de registrar su visita en el portal de su consejería de Sanidad a todos procedentes de otras regiones del país.

El Gobierno nacional italiano baraja la posibilidad de hacer pruebas rápidas a los llegados de España, Grecia, Malta y Croacia, aunque todavía no lo ha hecho oficial.

Otras regiones sureñas como Campania, con capital en Nápoles, o Sicilia planean tomar medidas similares, según avanzan los medios locales. El Lacio, con capital en Roma (centro), también está preparando medidas de prevención para los que regresen de viajes al extranjero, según ha adelantado su consejero de Sanidad, Alessio D'Amato, aunque sin especificar de qué se trataría.

Las autoridades italianas siguen con atención la importación de casos desde países vecinos, sobre todo por los más jóvenes que vuelven de sus vacaciones, ya que en la última semana las nuevas infecciones parecen ir al alza, con unas 400 diarias. En el Lacio ya se han contabilizado varias personas infectadas presumiblemente durante sus viajes a la isla española de Ibiza. 

Italia mantiene sus fronteras abiertas sin restricciones para los países del espacio Schengen de libre circulación europeo. Desde el 24 de julio los llegados de Bulgaria y Rumanía deben hacer cuarentena. Los viajeros que lleguen de fuera de la Unión Europea deberán someterse a una cuarentena.

Normas
Entra en El País para participar