Empresas

Vivendi se alía con Amber Capital para pedir sitio en el consejo de Lagardère

Los dos inversores suman más del 40% del grupo de medios

Arnaud Lagardére, primer ejecutivo de Lagardère.
Arnaud Lagardére, primer ejecutivo de Lagardère. AFP

El grupo de comunicación francés Vivendi anunció este martes que ha llegado a un acuerdo con el fondo de inversión con sede en Londres Amber Capital para tener peso en la gobernanza del consorcio Lagardére, del que son los principales accionistas. "A pesar de sus divergencias, y tras los muy malos resultados anunciados por Lagardère hace días, Amber Capital y Vivendi han decidido firmar un pacto", indicó la empresa francesa en un comunicado.

Vivendi y Amber Capital son, respectivamente, el primer y el segundo accionista de Lagardère, que incluye emisoras como "RFM" y "Europe 1", revistas como "Paris Match" o, entre otras, editoriales como Stock y Larousse Vivendi, con el 23,5 % del capital, quiere contar con un puesto en el consejo de vigilancia de Lagardère, y Amber Capital, con el 20 %, reclama tres.

De este modo los dos accionistas sumarían cuatro de los nueve puestos en el consejo del grupo galo. Según fuentes de Amber citadas por Reuters, pedirán una junta de accionistas "lo antes posible". El acuerdo supone, también, un cambio en el planteamiento de Vincent Bolloré, primer ejecutivo de Vivendi y, hasta el momento, aliado de los actuales gestores del grupo, encabezados por Arnaud Lagardére, heredero de la familia fundadora.

Así, en la junta de accionistas de mayo, Vivendi se unió a otros accionistas de referencia para rechazar las propuestas de Amber de desmontar el esquema societario que permite a Arnaud Lagardére controlar el grupo con apenas el 7% del capital. También Bernard Arnault, consejero delegado de LVMH, apoyó a Lagardére al adquirir el 25% de su family office. Según algunos medios, Bolloré aspira también a restar la influencia de Arnault sobre el conglomerado galo. 

El pacto de Amber y Viviendi incluye, además de la petición de representación, un derecho de tanteo en eventuales ventas de sus respectivos paquetes accionariales, por un plazo de cinco años.

El grupo Lagardère anunció el pasado 30 de julio una pérdida de 481 millones de euros en el primer semestre, frente a un beneficio neto de 52 millones en el mismo periodo del año anterior, así como una caída de la facturación del 37,2 %, hasta los 2.088 millones.

Normas
Entra en El País para participar