Banca

Santander nombrará a William Vereker presidente de su filial británica en noviembre

Sustituirá a Shriti Vadera como responsable no ejecutivo

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFE

Banco Santander ha anunciado oficialmente el relevo en la presidencia de su filial británica. Según una comunicación remitida a la Bolsa de Londres, Shriti Vadera dejará su cargo el próximo 31 de octubre, siendo sustituida por William Vereker. La salida de Vadera se había anunciado en enero de este año, mientras que a finales de junio el diario Financial Times anunció el fichaje de Vereker.

William Vereker se unirá a la Junta el 1 de octubre y sucederá a Shriti Vadera como Presidente no ejecutivo el 1 de noviembre. Vereker lleva treinta años trabajando en banca de inversión, previamente para Schroders, Lehman Brothers y UBS.

Actualmente es Vicepresidente de Banca de Inversión en Europa, Medio Oriente y África para JP Morgan Chase, y entre 2018-19 ocupó el cargo de Enviado de Negocios del Primer Ministro.

Vereker también fue candidato para reemplazar a Xavier Rolet como director ejecutivo del London Stock Exchange Group en 2018, pero finalmente consiguió el puesto David Schwimmer (ex Goldman Sachs).

"Estamos encantados de dar la bienvenida a William Vereker al Santander UK. William aporta una gran experiencia en banca global combinada con una experiencia de primera mano en el panorama político y regulatorio del Reino Unido", explica la Presidenta Ejecutiva del Grupo Santander, Ana Botín, que añade que "será un verdadero activo para el Santander UK en los próximos años cuando nos embarquemos en nuestro ambicioso programa de transformación".

Además, en el comunicado remitido por el banco español a la Bolsa de Londres, Botín se refiere a Vadera del que dice "ha guiado al banco a través de un período de transformación y ha impulsado un importante cambio cultural, basándose en nuestro historial como aspirante a la banca británica".

Vereker, de 53 años de edad, deberá llevar a cabo un ajuste en la filial británica de Santander. El objetivo es reducir costes en 1.000 millones de euros en Europa, de los que una parte corresponden a UK.

Esta filial fue una de las principales del grupo de origen español, pero en los últimos años ha ido perdiendo peso en el grupo. En 2019 aportó un 11% al grupo, y sufrió una merma de beneficios ordinarios del 17%, hasta los 1.077 millones.

Por su parte,  William Vereker asegura "estar muy orgulloso" de unirse al Santander UK para supervisar la siguiente etapa de su desarrollo. "La crisis actual ha puesto de relieve el papel vital que los bancos desempeñan en la sociedad, y ahora, más que nunca, las personas y las empresas de todo el Reino Unido cuentan con nuestro apoyo", asegura.

"Estoy deseando construir sobre los logros de los últimos seis años bajo el liderazgo de Shriti y estoy entusiasmado por el potencial del Santander para transformar la banca británica para mejor con un nuevo pensamiento y la determinación de proporcionar a los clientes un servicio que no tiene igual", añade.


 

Normas
Entra en El País para participar