El Ibex rebota un 2,36% en tres sesiones y se aferra a los 7.000 puntos

El Nasdaq cierra la sesión al borde de los 11.000 puntos

El Ibex rebota un 2,36% en tres sesiones y se aferra a los 7.000 puntos

La Bolsa prolonga la tendencia alcista con la que ha comenzado agosto. En una jornada marcada por los datos de la actividad del sector servicios y los avances en la lucha contra el virus, el Ibex 35 firmó su tercera sesión consecutiva al alza tras avanzar un 0,26%, subida que en niveles intradía llegó a alcanzar el 1,4%, impulsando al selectivo a recuperar por momentos la cota de los 7.100 puntos. En las últimas tres jornadas el índice rebota un 2,36% e intenta recuperar parte del músculo perdido durante el mes de julio, momento en el que la Bolsa española corrigió un 4,9%.

Las subidas se repitieron con mayor intensidad en el resto de plazas europeas, unos ascensos que tuvieron un doble componente: uno macroeconómico y otro vinculado a la pandemia. El FTSE británico fue el índice con mejor desempeño al sumar un 1,14% mientras el Cac francés avanzó un 0,9%; el Mib italiano, un 0,64% y el Dax alemán, un 0,47%.

Desde el punto de vista de la macro las referencias de la jornada en el Viejo Continente se centraron en el PMI compuesto, que subió a los 54,9 puntos desde los 55,1 anteriores. Un dato que esconde en su interior una recuperación a dos velocidades. Mientras en Francia y Alemania el índice subió hasta los 57,3 y los 55,3 puntos, respectivamente, en Italia y España la mejora se limitó a los 52,5 puntos y los 52,8, las mejores lecturas en los últimos 24 y 15 meses, respectivamente. En lo que a la pandemia respecta, la noticia más destacada llegó desde EE UU donde la biotecnológica Novavax comunicó el martes con los mercados europeos cerrados que el proyecto de vacuna en el que trabajan ha demostrado una respuesta inmune elevada-

Principales cotizaciones

IBEX 35 6.929,80 -2,21%
EUROSTOXX 50 3.283,69 -0,99%
DOW JONES 27.657,42 -0,88%
USD x EUR 0,8443 0,047%
Petroleo Brent 43,030 -0,624%

Las subidas tuvieron su réplica en Wall Street. Mientras los inversores tienen puesta la mirada en las negociaciones entre los republicanos y demócratas para sacar adelante el nuevo plan de estímulo con el que impulsar la recuperación, los datos que se van publicando empiezan a evidenciar los efectos de la implantación de nuevas restricciones para contener el virus. El mercado laboral es uno de los más sensible a esto y así lo muestra la encuesta de empleo privado del mes de julio. El mes pasado el sector privado estadounidense creó 167.000 puestos nuevos, lejos de los 1,2 millones que esperaban los analistas y de los 4,3 millones logrados en el mes pasado. La noticia positiva vino de la mano del sector servicios, un sector con fuerte peso en la economía estadounidese. El PMI servicios se situó en julio en los 50 puntos, es decir, escapa a los niveles de contracción. A pesar de la debilidadel Dow Jones avanzó un 1,39%; el Nasdaq, un 0,52% y se quedó al borde de los 11.000 puntos, mientras que el S&P 500 sumó un 0,64%, situándose un 1,7% por debajo de los máximos históricos registrados en febrero.

De regreso a la Bolsa española IAG fue el valor más alcista con una subida del 10,4%, ascenso que en las tres primeras sesiones de agosto alcanza el 15,75%. Si en días anterios fue el respaldo de Qatar Airways a la ampliación de capital, la remontada coincidió con el aumento en su oferta de vuelos. Meliá y Amadeus se sumaron a la corriente alcista y avanzaron un 8,32% y un 5,72%, respectivamente, a pesar de que Suiza se ha somado a los países que imponen cuarentena a los viajeros procedentes de España.

Los grandes valores actuaron freno. BBVA se dejó un 3,93%; Telefónica, un 3,04%; Santander, un 1,54% e Iberdrola, un 1,23%. A ellos se sumaron Grifols, que bajó un 2,16% y CaixaBank, que se dejó un 1,42%.

En el mercado de deuda continúa imperando la tranquilidad. Después de que el martes el bono español a diez años perforara la barrera del 0,3%, volvió a recuperarla mientras la deuda italiana aunque sube ligeramente continúa por debajo del 1% (0,97%). La rentabilidad de la deuda estadounidense sube del 0,5% al 0,54% mientras la alemana pasa del -0,55% al 0,5%.

La debilidad del dólar unido a la caída de los inventarios de crudo en EE UU sirvieron de revulsivo al petróleo. El Brent sube un 1,9%, hasta los 45,2 dólares, máximos de cinco meses, y el Texas se anota un 1,4% y recupera los 42 dólares, algo que no sucedía desde marzo antes del estallido de la crisis.

El oro, que el martes superó los 2.000 dólares por primera vez en su historia, continúa revalidando máximos y se sitúa ya en los 2.035 billetes verdes. La plata, por su parte, marca máximos de siete años y alcanza los 26,7 dólares.

El euro continúa su rally. Si hace dos semanas fue el acuerdo que sellaron los países de la UE para la creación del fondo de recuperación lo que permitió que la moneda única alcanzara los 1,17 billetes y retornase a máximos de septiembre de 2018, en las últimas sesiones están siendo los débiles datos macroeconómicos que llegan desde EE UU los que acentúan la debilidad del dólar, impulsando al euro. Esto permitió a la moneda europea tocar a lo largo de la sesión los 1,19 dólares, cota que no veía desde mayo de 2018. Al cierre de los mercados europeos, el euro se cambiaba a 1,1895 billetes verdes. En el año la moneda europea se revaloriza un 6,87%, ascensos que desde los mínimos del año alcanzan el 11%.

Normas
Entra en El País para participar