Banca March, fortaleza de negocio a disposición del cliente

La entidad afronta con determinación el entorno de incertidumbre creado por la crisis

Banca March
La plantilla se empezó a reincorporar en mayo.

En el contexto actual, Banca March afronta el ejercicio 2020 “con compromiso, prudencia y visión de largo plazo, con un modelo de negocio respaldado históricamente por unos firmes ratios financieros y de capital”, afirman desde la entidad.

En concreto, mantiene la tasa de mora más baja del ramo en España, en el 1,82%, sin haber recurrido a la venta de carteras de crédito dudoso o NPL a descuento, frente a un 4,8% de media sectorial, según datos del Banco de España.

Asimismo, “los niveles de solvencia, liquidez y cobertura de riesgos dudosos son también de los más altos del sector”, añaden.

Sobre estos fundamentos, el banco asegura que afronta con determinación el entorno de incertidumbre creado por la crisis del Covid-19. Y es también por esta fortaleza por lo que pudo actuar de manera inmediata dando apoyo a quienes trabajaban en primera línea de esta batalla sanitaria. Concretamente, donó material para permitir que pudieran seguir realizando sus funciones con seguridad.

Ofrece seguro de hospitalización por Covid-19 para sus profesionales

También suscribió un seguro de hospitalización y poshospitalización por Covid-19 para todos los profesionales que trabajan en el grupo de manera gratuita. Y en colaboración con todos ellos, creó una campaña de donación para contribuir con el dinero recaudado a paliar económicamente los daños colaterales ocasionados por la pandemia. Sin olvidar el acceso anticipado, ampliando el plazo de su periodo de cobro, de pensiones domiciliadas y prestaciones de desempleo.

La entidad es consciente de que sus empleados forman el pilar fundamental sobre el que reside su negocio y por ello no ha realizado ningún ERTE y ha puesto en marcha distintas iniciativas para garantizar su continuidad.

Así, el teletrabajo se desplegó en todas sus áreas, tanto en servicios centrales como en la red comercial, de forma que la práctica totalidad de los profesionales –alrededor de un 97%– dispone de los medios necesarios para trabajar desde casa.

En esta línea, el banco agilizó en los primeros días la puesta en marcha de procesos telemáticos que facilitaran la gestión comercial con clientes y pusieron a su disposición diversas herramientas digitales de comunicación.

Por otra parte, facilitó una serie de medidas para apoyar la conciliación familiar. En concreto, ofreció una licencia extraordinaria voluntaria retribuida al 20% y un periodo de vacaciones incentivadas para todo aquel trabajador que lo quiso solicitar.

Desde principios de mayo, Banca March se encuentra inmersa en un proceso de reincorporación progresiva al puesto de trabajo. Este retorno persigue un doble objetivo: preservar la salud de todos los profesionales y salvaguardar la continuidad del negocio, con periodos de rotación cada 15 días para aproximadamente el 33% de la plantilla de los servicios centrales y el 50% de la red de oficinas. Ningún empleado considerado como sensible o mayor de 60 años se ha reincorporado todavía.

Diferentes medidas

Web. La entidad lanzó una nueva página para dar respuesta a la mayor demanda de información sobre los efectos de la crisis en la economía y los mercados, con propuestas de asesoramiento patrimonial.

Pagos. Hasta el 31 de julio, los titulares de tarjetas pueden extraer efectivo gratis a partir de 150 euros en cualquier cajero automático.

Demoras. Tres o seis meses de aplazamiento sin coste en los pagos realizados con tarjeta de crédito.

Gobierno. Banca March se ha adherido a todas las medidas del Ejecutivo, incluidos los préstamos ICO.

Normas
Entra en El País para participar