Infraestructuras

Lantania da un salto con su cartera y se consolida entre las constructoras medianas

Inicia la promoción de 250 MW eólicos en Galicia y gana 68 millones en obras en Bulgaria

Sede central de Lantania en Madrid.
Sede central de Lantania en Madrid.

La joven firma de infraestructuras Lantania ha dejado atrás sus orígenes como la nueva Isolux para pasar a reforzar sus certificaciones con importantes adjudicaciones propias en infraestructuras de transportes, la promoción de renovables y nuevas posiciones en la gestión del ciclo del agua.

La compañía que preside Federico Ávila ha comenzado a trabajar en el desarrollo de una cartera de proyectos eólicos de 250 megavatios (MW) en Galicia. De momento, está lanzada la tramitación administrativa ante la Xunta de Galicia para la construcción de cuatro parques eólicos con 150 MW de potencia, tres en la provincia de A Coruña y uno en Pontevedra. La inversión, de 146 millones a lo largo de tres años, será canalizada a través del vehículo LAN2030.

La promotora contratará ingenierías locales y pretende que los 30 aerogeneradores sean fabricados en Galicia.

La inversión en renovables en Galicia, de 146 millones a lo largo de tres años, será canalizada a través del vehículo LAN2030

Lantania tiene centralizadas en sus oficinas de Santiago de Compostela, A Coruña y Ferrol sus servicios de energía e instalaciones navales, trabajado ya para referencias como Red Eléctrica de España (REE), Navantia, Ence o Megasa.

La firma también se está consolidando como contratista de Adif, para la que concluyó el año pasado el tramo Porto-Miamán y el túnel del Corno, ambas obras en la provincia de Orense y enmarcadas en la línea de alta velocidad Madrid-Galicia. En la actualidad tiene en fase de liquidación el túnel de O Cañizo (vía izquierda), ejecutado con Copcisa y ASCH; ha participado en la electrificación del AVE a Extremadura, y acaba de ganar uno de los lotes del mantenimiento de la infraestructura de electrificación de la red convencional de Adif.

En el segmento del agua, la compra el pasado mes de mayo de Soil Tratamiento de Aguas Industriales ha venido con una cartera de 35 millones, posiciones en Marruecos y Colombia, y la gestión de dos depuradoras para la Xunta de Galicia, ubicadas en los municipios de Laxe y Camariñas, en la Costa da Morte.

La cartera de obra en curso de Lantania asciende ya a los 300 millones y sus activos se acercan a los 100 millones de euros.

Mientras se consolida entre las constructoras medianas en España, comienza a licitar obra ferroviaria en el área de los Balcanes, con un primer éxito: la modernización de dos líneas en Bulgaria por 68 millones.

Normas
Entra en El País para participar