Resultados

Las empresas del Ibex suben su deuda pero bajan el coste a mínimos

Desde junio de 2019 el pasito crece más de 6.400 millones

Las empresas del Ibex suben su deuda pero bajan el coste a mínimos pulsa en la foto

Reducir la deuda en épocas de bonanza económica es esencial para resistir las embestidas en los momentos de debilidad. Esa es la lección que aprendieron las empresas de la crisis pasada y ahora que la paralización de las económicas ha generado uno de los peores resultados de la historia para las empresas del Ibex, la caída de los ingresos y el mantenimiento de los costes se ha saldado con un aumento del pasivo. En seis meses el conjunto de las grandes cotizadas ha subido su deuda en 3.685,47 millones, alza que en los últimos 12 meses alcanza los 6.434,46 millones. A cierre de junio la deuda de las empresas del Ibex se situaba en los 173.905,33 millones frente a los 167.470,87 millones registrados en el mismo periodo de 2019, un aumento que en el corto plazo obedece en gran medida a los préstamos pedidos a la banca para lograr liquidez.

Aunque es innegable que la deuda se ha incrementado, el ritmo se ha visto aminorado en los últimos tres meses y a falta de conocer los resultados de ACS, el pasivo es inferior a los 177.244 millones registrados a cierre de marzo. La buena noticia es que en un momento como el actual de tipos de interés en mínimos históricos, las empresas han aprovechado para lograr financiación a precios atractivos, lo que les ha permitido rebajar el coste medio de la deuda. Varias compañías lo han dejado en sus mínimos históricos.

11 empresas bajan su pasivo

El incremento de la deuda no ha sido homogéneo. De hecho, hasta 11 cotizadas han logrado rebajarla tanto en términos semestrales como interanuales. Respecto a junio de 2019 Telefónica lidera el ranking. Después de subir su deuda en el primer trimestre, en el segundo la ha bajado en 1.000 millones, dejando el balance semestral con un descenso de 543 millones. Respecto a los niveles de junio de 2019 la caída alcanza los 3.029 millones, hasta los 37.201 millones. Con este recorte, y sin incluir los arrendamientos, Telefónica cae del primer al segundo puesto de empresas con más deuda. Si se incluyen los arrendamientos la deuda la teleco se dispara a los 43.637 millones, 1.117 millones menos que a cierre de marzo. A cierta distancia está Iberdrola, que tras subir su pasivo en 62 millones en los últimos 12 meses, este se sitúa en los 37.554 millones con un tipo de interés medio del 3,23% frente al 3,63% de hace un año. Es decir, mínimo histórico.

El desapalancamiento es una de las prioridades de la compañía que preside José María Álvarez Pallete. A ello ha ayudado la fuerte generación de caja (988 millones en el semestre). Junto a esto Telefónica ha aprovechado las buenas condiciones del mercado para refinanciar 9.047 millones a precios más bajos, lo que le ha permitido recortar el coste medio de su deuda desde el 3,49% que registraba a cierre de 2019 al 3,29% actual.

La segunda empresa que más recorta su deuda en 12 meses es ArcelorMittal. El pasivo ha sido tradicionalmente uno de sus grandes problemas y a pesar de que la compañía se ha visto afectada por la caída de las ventas de acero, ha logrado rebajar su deuda en 1.941 millones de euros, hasta los 6.582,66 millones, mínimos históricos. El pódium de empresas que más bajan su deuda en términos interanuales lo cierra Ferrovial, que la reduce en 1.063 millones, hasta los 2.863 millones.

Las que más suben la deuda

La paralización del tráfico aéreo ha pasado factura al resultado neto de IAG y a su deuda. La aerolínea no es solo la cotizada que más sube su pasivo en los últimos 12 meses (5.686 millones) sino también la que más lo dispara en el semestre (2.892 millones), hasta situarlo a cierre de junio en los 10.463 millones. Este aumento le lleva a ocupar el cuarto puesto como compañía más apalancada del Ibex.

Cellnex, con una deuda de 4.669 millones, incrementó su endeudamiento en 731 millones durante el primer semestre, alza que en términos interanuales alcanza los 2.371 millones. Este aumento se debe a las compras efectuadas como parte de su crecimiento inorgánico. En paralelo ha rebajado su coste desde el 1,9% de junio de 2019 al 1,7% actual.

Respecto al cierre de 2019 la tercera empresa que más eleva la deuda es Endesa. La sube en 715 millones, hasta los 7.092 millones a la vez que sitúa el coste financiero en el 1,8%, mínimo histórico. Un grueso importante de este incremento se debe a los 741 millones que desembolsó en enero para cumplir con la retribución al accionista. En términos interanuales Red Eléctrica es la tercera que más eleva su deuda, unos 1.780,23 millones más hasta los 6.266,17. Como Endesa, también rebaja el coste medio desde el 2,3% de junio de 2019 al 1,93% actual.

Naturgy, que respecto al cierre de 2019 reduce su apalancamiento en 348 millones, cierra el semestre con un incremento de la deuda en 94 millones en los últimos 12 meses. La compañía pasa a ocupar el tercer puesto de empresa más endeuda con un pasivo de 14.920 millones. A cambio la gasista ha recortado el coste medio de la deuda desde el 3,2% en el primer semestre del 2019 al 2,8%.

A cierre de junio, y a falta de que Inditex publique sus cuentas semestrales, la única compañía con posición neta de caja es Gamesa (90 millones frente a los 190 de hace un año) un criterio que rompió a cierre de marzo, cuando registró una deuda neta de 295 millones.

 

Normas
Entra en El País para participar