Orange España reduce ingresos un 4,6% en el primer semestre por el Covid-19 y la guerra comercial

El Ebitdaal bajó un 7,5% entre enero y junio

La teleco prevé lanzar el 5G antes de final de año

Orange España reduce ingresos un 4,6% en el primer semestre por el Covid-19 y la guerra comercial

Orange España redujo los ingresos totales un 4,6% en el primer semestre, hasta 2.503 millones de euros, con un descenso del segmento minorista del 5,8%. A su vez, los ingresos bajaron un 6,8% en el segundo trimestre, hasta 1.216 millones de euros, fuertemente impactado por la crisis sanitaria derivada del contagio del Covid-19 y la intensa actividad promocional en el sector, desde el fin de las restricciones a la portabilidad. Así, los ingresos minoristas cayeron un 7,2%, hasta 869 millones.

"El Covid ha tenido un fuerte impacto en el segundo trimestre, especialmente por la paralización comercial derivada del cierre de tiendas, así como el parón de la actividad de muchas empresas como consecuencia de los confinamientos en sectores como el turismo", ha dicho Laurent Paillassot, consejero delegado de Orange España, en un encuentro telemático con los medios de comunicación, quien ha cifrado el impacto del Covid en 70 millones de euros.

El directivo tambiéh ha aludido al frenazo en ámbitos como el roaming por el desplome de turistas y visitantes, y el prepago.

En términos de rentabilidad, el EBITDAaL bajó un 7,5% en el primer semestre, hasta 728 millones de euros, absorbiendo parte de la pérdida de ingresos, y manteniendo los esfuerzos continuados para el ahorro de costes, principalmente relativos a la ralentización de la actividad comercial durante la crisis sanitaria. La compañía también ha aludido al aumento de los impagos a causa de la crisis.

Paillassot descartó llevar a cabo reducciones de plantilla para recortar costes, y apuntó a ámbitos como la mejora de eficiencias de la mano de procesos de digitalización. De hecho, el directivo apuntó que se están produciendo incrementos en algunas de las nuevas áreas de negocio.

Por segmentos, los ingresos convergentes cayeron un 3,1% en el segundo semestre, con un descenso del 13,1% del área solo móvil, y del 10,8% en solo fijo. Los ingresos por tecnologías de la información y servicios de integración subieron un 64%, gracias al mercado empresarial, pero permanecieron bajos en términos de volumen.

Los ingresos del segmento mayorista, uno de los pilares del negocio de Orange, subieron un 10,4% en el segundo trimestre, pese a la profunda caída de los ingresos por el roaming procedente de los turistas que visitan España.

Los ingresos por ventas de equipos bajaron un 27,2%, impactados por el cierre casi total de tiendas durante los confinamientos.

Paillassot ha indicado que va a haber un Impulso del desempeño comercial con ofertas convergentes en todas las marcas. Recientemente, la teleco lanzó estos servicios bajo la marca República Móvil recientemente. El directivo advirtió de que el mercado low cost sigue siendo muy competitivo, aunque se mostró optimista al indicar que la compañía espera volver a registrar altas netas en el tercer o cuarto trimestre gracias a sus últimas propuestas comerciales.

El ejecutivo también ha anunciado el lanzamiento de los servicios móviles 5G para antes de final de año. Orange está trabajando en la actualidad en más de una docena de casos de uso de esta nueva tecnología móvil. La teleco dijo que no tiene limitación de licencias para lanzar el 5G, señalando que han percibido ya una demanda por parte de los usuarios para este tipo de nuevos servicios. Hasta ahora, solo Vodafone ha lanzado en España el 5G.

Con respecto al despliegue de nuevas infraestructuras, Paillassot también ha anunciado su plan de Orange España para ampliar su red de fibra y llegar hasta los 18 millones de hogares en 2023, frente a los 15,1 millones de la actualidad. "Tenemos la segunda mayor red de fibra del mercado español", ha señalado.

En relación a Orange Bank, que llegó al mercado español en noviembre pasado, el directivo ha indicado que ha superado la los 30.000 clientes, con unos fondos totales por encima de los 60 millones de euros. La operadora mantiene su objetivo de alcanzar un volumen de un millón de clientes en diez años, y alcanzar la rentabilidad en cinco años. En 2024, prevé completar su oferta de servicios bancarios minoristas.

Grupo

La evolución de los negocios en España se ha convertido en uno de los lastres del grupo Orange, que este jueves está registrando una dura caída en Bolsa, por momentos superior al 4%.

En este escenario, Orange recortó sus previsiones de beneficios operativos para este año, y reconoció que en noviembre dará una actualización sobre sus dividendos. De esta forma, las dudas sobre la retribución al accionista fueron penalizada por los inversores.

El grupo Orange registró una caída de los ingresos del 0,4%, hasta 10.400 millones de euros, mientras que los beneficios operativos se redujeron un 1,8%, como consecuencia de los cierres de tiendas en Europa y la caída de los ingresos por el roaming.

Normas
Entra en El País para participar