Los bancos europeos que negocian FICC visten el engaño con halago

Cuando remita el auge de la negociación, volverán a salir los perennes problemas, como los elevados costes y el alcance limitad

Los bancos europeos que negocian FICC visten el engaño con halago

Por una vez, los negociadores de los bancos europeos no son los torpes de la clase. Tras lastrar el beneficio de sus grupos durante bastante tiempo, las divisiones de mercados de Barclays y Deutsche Bank repuntaron en el segundo trimestre. Pero la reducción de la volatilidad implica que la vieja realidad no tardará en volver, lo que exigiría más recortes.

Tanto Barclays como Deutsche publicaron sus resultados ayer. Los ingresos se dispararon en sus divisiones de renta fija, divisas y materias primas, o FICC. El consejero delegado de Barclays, Jes Staley, comunicó un salto interanual del 60% hasta los 1.500 millones de libras, mientras que la división equivalente de Deutsche creció un 39%. Eso ayudó a sus unidades de banca de inversión a generar una rentabilidad del patrimonio tangible (ROTE) del 9,6% y 11,5%, respectivamente, mejor que los resultados que obtiene cada uno de sus grupos. Parece que habrá buenas noticias por parte de BNP Paribas, HSBC y otros bancos europeos que aún no han publicado sus resultados.

El primer inconveniente aquí es que lo que ganaron en los mercados tanto Barclays como Deutsche es menos de lo obtenido por sus rivales estadounidenses. Los bancos de inversión estadounidenses duplicaron de media sus ingresos de FICC en comparación con el año anterior, según datos de Goldman Sachs. En segundo lugar, FICC probablemente tenga que renunciar a su lugar bajo el sol. Cuando remita este auge de la negociación, volverán a salir los perennes problemas de los europeos, como los elevados costes y el alcance limitado. La mayor cuota de mercado de los bancos estadounidenses engendra mayores economías de escala, poder para fijar los precios y presupuestos para invertir en tecnología, con lo que van cimentando su dominio.

De los 30 principales bancos europeos por valor de mercado, los que tienen un negocio de banca de inversión cotizan a un descuento del 23% respecto al sector en general, según datos de Refinitiv. Cerrar ese hueco exigirá grandes recortes de precios e inversión en tecnología. Lo que han ganado estos operadores de FICC en el segundo trimestre no es tan convincente.