Aedaf ve un “suicidio” un alza fiscal y propone un IVA del 4% para turismo

Aboga por suspender el pago fraccionado de Sociedades tras el varapalo del Constitucional

Chiringuitos en la playa de Gandia.
Chiringuitos en la playa de Gandia.

”No nos podemos permitir subidas de impuestos, ya llegarán cuando las cosas se tranquilicen”, defendió ayer la presidenta de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AedaF) , Stella Raventós, considerando que plantear un alza fiscal cuando la economía no se ha recuperado aún del impacto de la pandemia del coronavirus sería “un suicidio”.

“La recaudación es importante, pero en este momento en que esperamos los fondos europeos, lo que no puede ser es que la recaudación inmediata sea a costa de las empresas”, agregó, antes de presentar una propuesta de rebaja tributaria temporal que la asociación ha remitido a todos los partidos políticos.

El plan pasa por establecer un tipo superreducido de IVA del 4% para servicios turísticos, de hostelería y transporte, los más afectados por la crisis del Covid-19, así como incentivos fiscales para los gastos asociados al teletrabajo que ha impulsado el confinamiento.

En paralelo, Aedaf apuesta por aprobar deducciones extraordinarias en el impuesto de Sociedades y por abolir el pago fraccionado de este impuesto después de que el Tribunal Constitucional tumbara el alza impulsada en 2016 ante su irregular aprobación por decreto.

Normas
Entra en El País para participar