Construcción

San José baja un 49% sus ganancias, hasta 7,4 millones, pero es optimista con la evolución del negocio

El grupo mantiene sus ventas al cierre de junio en los 438 millones

Cartel de San José ante el madrileño hotel Ritz.
Cartel de San José ante el madrileño hotel Ritz.

El grupo constructor San José ha señalado esta tarde ante la CNMV que está notando un impacto limitado de la crisis sanitaria en sus negocios. La empresa que preside Jacinto Rey se apoya en la diversificación geográfica y asegura que las reducciones de actividad y márgenes están dentro de lo previsto. Con todo, el beneficio neto a 30 de junio cae un 49,8%, hasta los 7,4 millones, respecto a la primera mitad de 2019.

“Somos moderadamente optimistas y confiamos en que los efectos que pudiera tener a corto y medio plazo [la pandemia] sean igualmente limitados”, señala la empresa en el informe de resultados publicado hoy.

Los ingresos de San José, de 438,7 millones, apenas caen un 0,3%, mientras el ebitda, de 26,3 millones, desciende un 8,5%. La empresa obtiene un margen del 6%, medio punto por debajo del declarado hace un año.

La actividad de construcción aporta el 92% de los ingresos, con 402 millones de euros, y deja 20 millones de ebitda, con un margen del 5% frente a las ventas (4,7% a junio de 2019). De la actividad constructora también depende un 70% de la cartera de contratos, cifrada en 1.787 millones.

El grupo cuenta con una posición de tesorería neta de 146 millones, con una mejora del 15,3% de la mano de la reducción de deuda. Esta última se está produciendo esencialmente en Chile con la amortización anual de bonos.

Normas
Entra en El País para participar