SAP puede conseguir un golpe de suerte con la OPV de Qualtrics

El gigante alemán tiene previsto salir a Bolsa. Las valoraciones tecnológicas elevadas significan que ahora podría valer más de lo que SAP pagó por ella en 2018

SAP puede conseguir un golpe de suerte con la OPV de Qualtrics

A veces, incluso una mala idea puede dar dinero. Ese podría ser el caso con la adquisición en 2018 del vendedor de software de encuestas Qualtrics por parte de SAP. El consejero delegado de este gigante de la TI alemán, Christian Klein, tiene previsto sacar ahora a Bolsa la empresa. Al menos, las valoraciones tecnológicas elevadas significan que Qualtrics podría valer más de lo que SAP pagó.

El acuerdo de 2018 lo gestó el ex consejero delegado de SAP, Bill McDermott, que se marchó repentinamente para dirigir a un competidor. Klein y Jennifer Morgan asumieron el cargo de coconsejeros delegados, pero esta última se fue el 30 de abril. Klein, que ahora ocupa el cargo en solitario, dijo a última hora del domingo que quiere sacar a Bolsa una participación minoritaria en Qualtrics, que vende software para que las empresas puedan saber qué piensan los empleados y los clientes de sus productos.

La lógica que hay detrás de la última decisión no encaja con la razón por la que SAP adquirió Qualtrics, solo cuatro días antes de la fecha en que se suponía que el objetivo que iba a lanzar una oferta pública de venta de acciones en 2018. Klein quiere dar más autonomía a este grupo centrado en Estados Unidos para que pueda vender software de encuestas a empresas que no usen los productos de bases de datos principales de SAP. La idea original de McDermott consistía en aumentar los ingresos del grupo estadounidense principalmente vendiéndoselo a los clientes de SAP. El nuevo plan también difiere de la manera en que SAP dirige otras unidades como la herramienta de compras Ariba y la aplicación de gestión de gastos y viajes Concur. Ambas están mejor integradas en el abanico de productos de SAP.

Klein todavía podría consegui un triunfo en términos financieros dado que las valoraciones de la empresa de software se han disparado desde 2018. El valor de uno de los homólogos de Qualtrics que cotiza en Bolsa - SVMK, más conocido como SurveyMonkey – se ha más duplicado con creces desde que SAP anunciase la compra el 11 de noviembre de 2018. SVMK, y otro rival, Medallia, cotizaron de media a 9 veces los ingresos en los cuatro trimestres financieros más recientes, crecen más despacio y, de media, tienen un margen de beneficios brutos más bajo que Qualtrics. Si, por ejemplo, asignamos a la unidad propiedad de SAP una prima de valoración del 20%, entonces valdría 8.500 millones de dólares. A veces es mejor tener suerte que tener razón.