Tecnología

Twitter elevó un 16% su beneficio en España en 2019 y pagó un 11,5% menos en impuestos

La compañía, que sube sus ingresos un 6,31% hasta 4,8 millones, reporta que a cierre de su último ejercicio tenía abierto a inspección fiscal los impuestos desde 2015

Logo de Twitte en un móvil.
Logo de Twitte en un móvil.

El negocio de Twitter crece en España. La compañía cerró su ejercicio de 2019 con unos ingresos de 4,8 millones de euros, un 6,31% más que en 2018, cuando alcanzó una cifra de negocio de 4,5 millones, según las cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil. La cifra, no obstante, no refleja el negocio real de la red social en España, ya que como otras grandes tecnológicas factura desde Irlanda todos sus servicios publicitarios, lo que le permite rebajar su factura fiscal.

Twitter Spain, que actúa como prestadora de servicios de marketing, publicidad y desarrollo de negocio para su matriz Twitter International Company, con sede en Dublín, también elevó un 16% su beneficio neto hasta los 256.421 euros. Pese a ello, la compañía solo pagó el pasado ejercicio 100.118 euros por impuesto de sociedades, un 11,5% menos que los 113.131 euros que había desembolsado el año anterior.

Según reporta Twitter Spain, a 31 de diciembre, la sociedad tenía abierto a inspección fiscal los impuestos a los que está sujeta desde 2015, es decir, desde dos años después de empezar a operar en España. No obstante, en opinión de su administrador único (Twitter International) y de sus asesores fiscales, la posibilidad de que “se materialicen salidas de recursos adicionales de importe significativo” como consecuencia de esta situación es “remota”.

Durante 2019, la plataforma social elevó un 6,5% su resultado de explotación (ebit), que ascendió hasta los 360.064 euros, e impulsó su ebitda un 5,3%, pasando de 362.510 euros a 381.740 euros. Twitter Spain ha declarado igualmente unos gastos de explotación de 4,459 millones, frente a los 4,177 millones de euros de 2018. En este sentido cabe destacar que, aunque la compañía mantuvo en 2019 el mismo número medio de empleados (18, solo uno menos que el año anterior), sus gastos de personal subieron un 18%, pasando de 2,58 millones en 2018 a 2,98 millones un año después. Solo el gasto correspondiente a salarios aumentó un 19,1%, hasta 2,46 millones.

El resultado financiero de la firma volvió a ser negativo, aunque se redujo entre ambos ejercicios al pasar de 3.921 euros en 2018 a 3.524 euros en 2019. Su fondo de maniobra ha crecido pasando de 1,10 millones a 1,33 millones.

Como en el anterior ejercicio, la compañía señala que “continúa viendo un fuerte crecimiento para el ejercicio en curso” y que “espera ver un aumento adicional en cuanto a facturación y rentabilidad”. Su estrategia, dice, sigue siendo aumentar la comunidad de usuarios de Twitter en España y desarrollar su negocio centrándose en continuar brindando “marketing de alta calidad, colaboraciones con medios y otros servicios relacionados”.

Normas
Entra en El País para participar