Tecnología

SAP planea sacar Qualtrics a Bolsa tras adquirirla hace menos de dos años

El gigante alemán del software, que permanecería como su accionista principal, buscaría fortalecer la compañía y ayudarla a expandirse más allá de su base de clientes

Logo de SAP en la sede central de la compañía en Walldorf (Alemania).
Logo de SAP en la sede central de la compañía en Walldorf (Alemania).

El gigante alemán del software SAP planea sacar a la Bolsa de Nueva York la compañía estadounidense Qualtrics, que adquirió hace menos de dos años por 8.000 millones de dólares (6.900 millones de euros al cambio actual) para impulsar la llamada economía de la experiencia, aunque su intención, según ha precisado, es seguir siendo su accionista mayoritario

El consejero delegado de SAP, Christian Klein, aseguró el domingo por la noche cuando anunció la intención de la compañía de llevar a cabo esta operación, que "la adquisición de Qualtrics ha sido un gran éxito y ha superado nuestras expectativas con un crecimiento del cloud en 2019 superior al 40%".

Qualtrics, especializada en el diseño de software para gestionar encuestas de satisfacción a clientes y empleados de compañías, ha sido la mayor compra de SAP hasta la fecha tras la adquisición de Concur por 6.500 millones. Su compra anuló su planificada salida a Bolsa, pues pasó a operar como una entidad dentro del negocio cloud de SAP. Aunque a diferencia de otras subsidiarias de la firma alemana, Qualtrics ha estado operando con gran autonomía.

Ahora, con su salida a Bolsa, SAP buscaría fortalecer la compañía y ayudarla a expandirse más allá de la base de clientes del gigante germano, aunque sus productos solo han sido utilizados por una fracción de los 440.000 clientes de SAP, según detalla el FT. Este medio recuerda que en la reunión anual de SAP el pasado mayo, Klein reveló que Qualtrics tenía solo 12.000 clientes, de los cuales unos 7.000 son clientes de SAP. Igualmente, apuntó que el desarrollo de Qualtrics "acababa de comenzar" y que esta compañía tenía enormes oportunidades por delante.

Las acciones de SAP suben hoy en la Bolsa de Fráncfort en torno a un 3%, hasta 140 euros.

La decisión final de la salida a bolsa de Qualtrics dependerá, según los responsables de SAP, de las condiciones del mercado. La multinacional alemana no ha precisado ni las condiciones de la OPV ni el momento exacto en que esta se producirá. Lo que sí ha asegurado es que no espera que la transacción vaya a tener un impacto en sus resultados de 2020, ni en los objetivos financieros a largo plazo.

SAP, que cuando adquirió Qualtrics estaba bajo la batuta del anterior CEO, Bill McDermott, aseguró entonces que esta compañía le ayudaría a fortalecer su oferta de software para la gestión de la relación con los clientes (CRM) y a impulsar la adopción de su suite S4/Hana. Las acciones de SAP cayeron entonces porque algunos inversores y analistas consideraron que la tecnológica alemana estaba pagando en exceso por la firma estadounidense.

Los analistas de Jefferies creen que si Qualtrics cotiza ahora, con el mercado recuperándose desde que ambas compañías sellaron su acuerdo, esta podría valorarse en hasta 14.000 millones de euros.

La noticia de la escisión de Qualtrics y su salida a Bolsa, con la que SAP también quiere ganar más libertad para invertir en el desarrollo de su propio negocio o hacer adquisiciones más pequeñas, llegó horas antes de que el gigante alemán publicara los resultados de su segundo trimestre.

Entre abril y junio, la firma obtuvo un beneficio neto atribuido de 866 millones de euros, un 52,2% más frente al mismo periodo del año anterior, mientras que sus ingresos crecieron un 1,7%, hasta 6.743 millones, con un aumento del 3,9% del negocio en la nube, hasta 5.709 millones, mientras el área de servicios facturó un 9% menos, hasta 1.034 millones.

En el semestre, los ingresos de la compañía subieron un 4,3% hasta 13.264 millones, con un crecimiento del 5,4% de la facturación en la nube y por software, hasta 11.106 millones, mientras que el negocio de servicios se redujo un 1% en ingresos,  hasta 2.159 millones. Entre enero y junio, logró un beneficio neto atribuido de 1.681 millones, un 269,4% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando sus cuentas se vieron impactadas por costes de reestructuración y más gastos por compensación basados en acciones.

"Más que nunca, la pandemia ha demostrado que la digitalización no es una opción, sino que es un deber para superar momentos desafiantes y cumplir los resultados empresariales deseados", defendió Klein al presentar los resultados.

Normas
Entra en El País para participar