Francia recomienda “vivamente” a sus ciudadanos no viajar a Cataluña

"La situación en Cataluña muestra indicadores sanitarios degradados", asegura el primer ministro galo, Jean Castex

El primer ministro de Francia, Jean Castex, en una comparecencia en la Asamblea Nacional.
El primer ministro de Francia, Jean Castex, en una comparecencia en la Asamblea Nacional.

El primer ministro francés, Jean Castex, recomendó "vivamente" este viernes a sus ciudadanos que eviten viajar a Cataluña ante "los indicios de degradación de la situación sanitaria", recoge Efe.

"La situación en Cataluña muestra indicadores sanitarios degradados. Recomendamos vivamente a los ciudadanos franceses que eviten desplazarse allí mientras no mejore la situación en ese territorio", dijo Castex tras la reunión del Consejo de Defensa encabezado por el presidente francés, Emmanuel Macron, para evaluar el avance del virus en el país.

Castex explicó que están en contacto con las autoridades españolas y catalanas para que vigilen que el flujo hacia Francia también se limita en la medida de lo posible.

La medida anunciada por el jefe del Gobierno descarta el cierre de fronteras con España, pero supone un varapalo para Cataluña, principal comunidad autónoma española de destino en 2019 de turistas extranjeros, de los cuales dos de cada diez fueron franceses.

La reunión del Consejo de Defensa y Seguridad pretendía dar respuesta al empeoramiento de la situación epidémica en Francia, que ha detectado más de 1.000 casos nuevos en las últimas veinticuatro horas, y donde por primera vez desde el desconfinamiento el número de admisiones en cuidados intensivos no disminuyó.

El propio Castex había mencionado el pasado sábado que cualquier eventual cierre de fronteras con España es algo que debería tratarse con las autoridades españolas, si bien esa no ha sido finalmente la decisión adoptada.

Pasajeros de 16 países deberán hacerse pruebas

Francia obligará a hacerse pruebas de la Covid 19 a los viajeros procedentes de 16 países clasificados en rojo por la fuerte circulación del virus, entre ellos Estados Unidos, Brasil, Perú o Panamá. El primer ministro francés, Jean Castex, anunció hoy la medida tras la reunión del Consejo de Defensa y Seguridad, celebrado para enfrentar el nuevo repunte del brote en Francia, donde se registraron en las últimas 24 horas más de 1.000 contagios.

Los viajeros procedentes de los países en rojo (una lista que el ministerio de Sanidad actualiza regularmente según varía la situación epidémica) "deberán presentar un test que atestigüe que no son portadores del virus", y en caso de no hacerlo deberán pasar la prueba a su llegada al aeropuerto. Pese a todo, el tránsito con esos países es bajo, pues las fronteras con ellos están técnicamente cerradas y Francia sólo permite la entrada a sus nacionales o a residentes permanentes.

"Sabemos que en un cierto número de estos países no hay una estrategia de detección y que el acceso a los tests es difícil, así que hemos decidido generalizar las pruebas en las llegadas", dijo Castex desde el aeropuerto internacional París-Charles de Gaulle, el más importante de Francia. Las personas que den positivo deberán entrar en aislamiento durante dos semanas, según Castex.

Según el ministerio de Sanidad, los países cuyos ciudadanos deberán presentar una prueba de diagnóstico antes de embarcar en el avión con destino a Francia son Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Baréin y Panamá. Al resto de países de la lista roja (Sudáfrica, Kuwait, Catar, Israel, Brasil, Perú, Serbia, Argelia, Turquía, Madagascar, India y Omán) se les pedirá someterse a la prueba a su llegada a Francia.

Los aeropuertos contarán con unas vías separadas para la recepción de viajeros de estos países, y, según Castex, el dispositivo de análisis permitirá en los próximos días hacer 3.000 pruebas de diagnóstico al día en el París-Charles de Gaulle.

Normas
Entra en El País para participar