La filial alemana de Telefónica cumple 25 años con el 5G como objetivo principal

La teleco tiene en marcha inversiones por 2.000 millones hasta 2022

Su red 5G estará disponible este año en Hamburgo, Múnich, Fráncfort, Colonia y Berlín

Tienda de O2 Alemania.
Tienda de O2 Alemania. Getty Images

El 21 de julio se cumplió el vigésimo quinto aniversario del nacimiento de VIAG Interkom, la startup alemana predecesora de la compañía que adoptó la marca O2 para posteriormente, en 2005, pasar a manos de Telefónica. La compañía tiene una base de más de 43 millones de clientes móviles, la mayor de Alemania, y más de dos millones de usuarios de banda ancha fija.

Ahora, la teleco afronta el reto del despliegue del 5G con su mayor plan de inversiones. Los planes contemplan alcanzar un ratio de capex frente a ingresos en los dos próximos años en un rango entre el 17% y el 18%, frente al 13%-14% de los últimos ejercicios, que se destinará a consolidar la red 4G y construir la red de infraestructura 5G. Bajo estos parámetros, la teleco podría invertir cerca de 4.000 millones de euros hasta 2022.

A finales de este año, la red 5G de O2 Alemania estará disponible en Berlín, Múnich, Hamburgo, Colonia y Fráncfort. Además, hasta finales de 2022, la compañía añadirá 30 ciudades más y suministrará 5G a 16 millones de habitantes a través de la red O2.

La teleco defiende que el 5G ofrece la oportunidad de impulsar un desarrollo sostenible de la economía y de la sociedad, y dar un paso de gigante en la digitalización de Alemania, la primera economía europea. En el marco de este aniversario, Markus Haas, CEO de Telefónica Deutschland, ha subrayado la importancia de este salto tecnológico. “El 5G nos convertirá en el verdadero trampolín de la digitalización. Con el apoyo de las operadoras, empresas y consumidores podrán dar un salto cada vez más grande hacia el mundo digital”, afirma.

La compañía señala que creación de redes integrales en todos los ámbitos ofrece la oportunidad de lograr eficiencias ecológicas como la planificación del tráfico y las ciudades, la gestión de la energía, la logística y la producción, entre otras áreas.

Tras el proceso de fusión de E-Plus, la compañía ha recuperado la tendencia de crecimiento. En el primer trimestre, elevó sus ingresos un 3,8%, hasta 1.850 millones de euros, registrando el mayor avance del grupo. La filial, tercera en volumen de negocio (Alemania es uno de los cuatro mercados estratégicos de Telefónica), prevé un aumento acumulado de ingresos del 5% hasta finales de 2022 y al mismo tiempo elevar el margen de Oibda.

La operadora ha readaptado su política de remuneración al accionista a este marco inversor. Aun así, su última junta aprobó un nuevo dividendo de 0,17 euros por acción, cantidad que se ha fijado como un suelo durante esta fase.

Normas
Entra en El País para participar