Francia crecerá un 8% el próximo año, incapaz de compensar la caída del 11% en 2020

El ministro de Finanzas francés retrasa a 2020 la recuperación de la actividad a niveles precrisis

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, abandona el Palacio del Elíseo tras la reunión semanal del Gabinete de Gobierno. rn
El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, abandona el Palacio del Elíseo tras la reunión semanal del Gabinete de Gobierno. EFE

Francia emprenderá un largo camino hasta sacar por completo a su economía de la crisis económica del coronavirus. La segunda potencia de la Unión Europea espera crecer un 8% en 2021, según unas declaraciones recogidas por Reuters del ministro de Finanzas galo, Bruno Le Maire, este jueves.

Le Maire ha afirmado ante la Asamblea Nacional que aguarda que la actividad económica retome el nivel precrisis en 2022. Es decir, que el próximo año Francia no logrará despegar por completo. Le Maire ha dicho que los últimos datos macroeconómicos nacionales son "satisfactorios pero muy frágiles" para cambiar las estimaciones de una contracción del 11% este año.

Uno de esos datos positivos se ha dado a conocer este jueves. El clima de negocios en Francia crece de forma clara en julio por tercer mes consecutivo. Sin embargo, se mantiene a un nivel muy inferior al que había antes de que en marzo estallara la crisis de la pandemia.

El Instituto Nacional de Estadística galo indica a través de un comunicado que el indicador del clima de negocios sube siete puntos en julio hasta 85, lo que significa una cifra muy inferior a los 100 que marca la media de largo plazo. La diferencia es todavía mayor con los 105 puntos de febrero, cuando todavía no se habían sentido los efectos de la crisis. En abril llegó a caer hasta los 53 puntos.

El Gobierno ha destinado más de 460.000 euros en fondos públicos para apoyar la economía. La mayor parte tendrán forma de préstamos garantizados por el Estado y exenciones de impuestos para ayudar a las compañías a lidiar con la caída de sus negocios.

Le Maire prepara un plan de recuperación valorado en 100.000 millones de euros que presentará el 24 de agosto y con el que Francia prevé acelerar la recuperación de los niveles de actividad previos a la crisis.

Normas
Entra en El País para participar