La CNMV confirma la resistencia de los fondos españoles a un shock de reembolsos

Solo habría un "impacto limitado" en fondos con bonos de alto rendimiento

Sebastián Albella, presidente de la CMNV, el pasado febrero en la presentación del plan de actividades
Sebastián Albella, presidente de la CMNV, el pasado febrero en la presentación del plan de actividades EFE

Los fondos de inversión españoles han resistido sin grandes sobresaltos a la marea vendedora de marzo y a las fuertes caídas de precios de los activos financieros de aquellas semanas. El patrimonio en fondos ya había logrado a finales de junio regresar a los niveles previos al estallido de la pandemia y marzo quedó, con diferencia, como el mes de mayores reembolsos netos, por 5.571 millones de euros.

A pesar de las fuertes turbulencias financieras de aquel mes, la CNMV ya afirmó entonces que los fondos españoles no presentaban señales de falta de liquidez, el gran problema que puede surgir en este tipo de producto financiero ante una oleada de reembolsos, capaz incluso de generar un efecto bola de nieve de riesgo sistémico, como sucedió en la pasada crisis. Y en un informe publicado hoy, dentro del boletín trimestral de la institución, la CNMV insiste en que incluso en escenarios severos de shocks de reembolsos, los fondos de inversión españoles muestran resistencia, con la excepción de unos pocos fondos que tienen un elevado porcentaje de activos ilíquidos, como son los bonos corporativos de alto rendimiento.

Es la conclusión a la que llega Javier Ojea, miembro del Departamento de Estudios y Estadísticas de la Dirección General de Política Estratégica y Asuntos Internacionales de la CNMV. En su estudio presenta un rango de escenarios de reembolsos severos “pero verosímiles”, según explica, para los fondos de inversión. El grado de reembolsos es en definitiva el principal elemento para realizar test de estrés de liquidez.

El análisis parte de una metodología estadística más amplia que la utilizada por la ESMA, el regulador de los mercados europeos, en su test de estrés. “Usando métodos de simulación se genera un rango de escenarios de reembolsos en lugar de un solo escenario. Este análisis más amplio permite identificar fondos vulnerables que, en caso contrario, podrían pasarse por alto”, explica Ojea. "Este estudio propone una metodología detallada para generar escenarios de reembolsos que supone un avance con respecto al enfoque empleado por ESMA", añade.

El experto defiende que la base de datos empleada en el estudio, que no se limita a las categorías de fondos de proveedores como Morningstar, sobre el que se basa la ESMA, permite obtener resultados relevantes a nivel nacional. “La granularidad de los datos disponibles por las autoridades nacionales, en combinación con las bases de datos de calificación crediticia enriquece los resultados del informe económico de ESMA”, añade. Y su conclusión es que ”los resultados muestran la resiliencia del sector de fondos de inversión español y el limitado impacto que un shock de reembolso tendría en la categoría de alto rendimiento”.

 

 

Normas
Entra en El País para participar