El Congreso repetirá la votación del texto económico de Reconstrucción tras detectar un voto duplicado

El documento se aprobó por un sólo voto adicional y al corregir el error se ha producido un empate que habrá de deshacerse la semana que viene

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, durante la penúltima sesión plenaria en el Congreso de los Diputados a 22 de julio de 2020.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, durante la penúltima sesión plenaria en el Congreso de los Diputados a 22 de julio de 2020.

El Congreso de los Diputados repetirá previsiblemente la semana que viene la votación del documento de Reactivación Económica de la Comisión para la Reconstrucción tras haber detectado que un diputado votó dos veces a favor del texto -una presencial y otra telemáticamente- y que, al corregirse el error se ha producido un empate que tiene que deshacerse.

El documento económico resultó inicalmente aprobado por 169 votos frente a 168. Al restar uno de los 'síes' se ha producido un empate, lo que obligará a repetir la votación, según confirmó Europa Press. La votación se repetirá en el próximo Pleno que previsiblemente tendrá lugar la próxima semana para acoger la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien dará cuenta del Consejo Europeo en el que se han aprobado los fondos pos-Covid.

Antes de ello, la sesión plenaria de hoy cerraba la etapa de la Comisión no permanente creada en la Cámara Baja para consensuar medidas y líneas de actuación tras la pandemia de coronavirus. El Gobierno, que desde el comienzo anunció su intención de que el dictamen resultante de la misma fuese la base de los próximos presupuestos, consiguió llegar a consensos a varias bandas para aprobar las conclusiones en materia económica -a falta de confirmar si saldrá adelante-, sanitaria y europea, pero no lo hizo sobre las propuestas de políticas sociales, que quedarán fuera del texto definitivo.

El rechazo al contenido en materia social fue por parte de una mayoría heterogénea, compuesta por partidos como el PP, Cs, PNV, EH Bildu o el BNG. El escollo principal fue la medida que excluía de ayudas a la educación concertada, aunque a última hora los partidos de gobierno modificaron ese apartado para intentar llegar un pacto, que aun así no resultó favorable. Fue rechazado por 175 votos frente a 172 diputados que votaron a favor.

En los resultados también influyó significativamente la posición de Vox, que aunque se desvinculó de la comisión en su tramo final y de las votaciones anteriores, reapareció este miércoles para votar en contra de los todos los documentos en el Pleno.

De esta forma, las mayorías solo fueron amplias en los textos de sanidad y la UE, que son los únicos que apoyó el Grupo Popular tras llegar a varios consensos con el Ejecutivo. Entre ellos, se aceptó incorporar la propuesta de creación de un Centro Estatal de Salud Pública y Calidad Asistencial con el objetivo de fomentar mecanismo de cooperación con las comunidades autónomas.

Este acercamiento del Gobierno con la formación que lidera Pablo Casado, sumado al que viene mostrando con Ciudadanos desde el comienzo de la pandemia, no gustó a los partidos minoritarios de izquierda que calificaron de insuficientes las conclusiones de los grupos de trabajo. Cs fue clave a la hora de sacar muchas propuestas y votó a favor de todos los documentos menos el que no salió adelante.

Así, las votaciones del dictamen también pusieron de manifiesto las discrepancias entre los socios de coalición y los partidos que garantizaron la investidura de Pedro Sánchez. ERC solo votó a favor del texto de política social y se abstuvo en el de la UE, mientras el PNV, por su parte, rechazó tres de los cuatro documentos, solo apoyando el de temática europea.

Para el texto sobre reactivación económica, la Comisión aprobó más de 140 propuestas, incluida la de permitir que las entidades locales puedan utilizar sus superávits de 2019 y 2020 en gastos derivados del Covid y que durante este año y el que viene no les sea de aplicación la regla de gasto. Asimismo, entre las nuevas enmiendas incorporadas está la de promover la contratación pública responsable a nivel social y medioambiental y fortalecer el papel del ICO y su gestión de riesgos a la hora de conceder créditos.

Otras propuestas pasan por cometer reformas de la financiación local, la instauración de condiciones de igualdad salarial a las empresas para recibir ayudas públicas, la aplicación de un régimen sancionador contra la morosidad o propiciar que las administraciones cumplan los plazos de pago a sus proveedores. El documento también incluye estudiar nuevas fórmulas fiscales e impulsar un plan para transformar sistema agroalimentario.

En paralelo, el Pleno aprobó la solicitud de Unidas Podemos que pedía la eliminación de una enmienda que votó por equivocación y contemplaba la implantación de un fondo de capitalización o "mochila austríaca".

Normas
Entra en El País para participar