Coronavirus

El Gobierno mantiene su hoja de ruta pero adaptará su calendario a la evolución de la pandemia

Los ministros califican como "histórica" la dimensión del acuerdo alcanzado en la Unión Europea

La ministra portavoz, María Jesús Montero, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado en Moncloa, Madrid (España), a 14 de julio de 2020.rn
La ministra portavoz, María Jesús Montero, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado en Moncloa, Madrid (España), a 14 de julio de 2020.

La ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha afirmado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que los requisitos que pide la Comisión Europea para acceder a las ayudas van en línea con la agenda programática del Gobierno, que pasan por el refuerzo de la capacidad del sistema sanitario, preservar los puestos de trabajo o garantizar liquidez a las pymes. Así, aseguró que el Ejecutivo mantendrá su hoja de ruta, también en materia fiscal y laboral, aunque el calendario deberá de adaptarse a la evolución de la pandemia y la crisis que ha desatado, admitió.

De hecho, preguntada por la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, Montero ha dicho que este no ha sido uno de los temas a tratar en las negociaciones con los Estados miembros ante la posibilidad de que fuese una condicionalidad para acceder a los fondos, por lo que seguiría su curso. "Seguimos con nuestro calendario, con nuestra hoja de ruta, eso sí, adaptada a la circunstancia que en este momento tenemos" de crisis económica, ha explicado Montero, apuntando que la perpectiva y los proyectos se irán desarrollando "en el marco del diálogo social", tal y como se tenía previsto.

De igual forma, la ministra ha abogado por acometer una "profunda" revisión de la fiscalidad para estudiar las figuras más diferenciadas del resto de Europa y la capacidad de rendimiento "óptimo" para aprovechar las ayudas europeas. "Sería una contradicción pedir recursos y no ser capaces de optimizar como nación aquello que tenemos capacidad de alcanzar por el simple hecho de revisar las figuras tributarias", ha apuntado, manteniendo su apuesta por los impuestos digitales como la tasa Google.

Un acuerdo "histórico"

Montero ha calificado como "histórica" la dimensión del acuerdo logrado en el marco de la Comisión Europea, tras cinco días de difíciles negociaciones entre los Estados miembros. Así, Montero ha apuntado que se trata del acuerdo económico más importante desde la creación del euro, y que supone "un paso de gigante" en la reactivación económica y social de Europa, tras las secuelas que ha dejado la crisis del coronavirus.

Finalmente, la última propuesta planteada en la tarde del lunes por Charles Michel, presidente del Consejo Europeo recoge que el fondo de emergencia otorgará 390.000 millones de euros de subvenciones o transferencias y 360.000 millones de euros de préstamos a bajo interés. En total, se mantienen por tanto los 750.000 millones iniciales, pero las ayudas directas se rebajan hasta los 390.000 millones, y los créditos ascienden en la misma proporción hasta los 360.000 millones.

Montero ha apuntado que el fondo tendrá el objetivo en España de impulsar la modernización de la economía, sobre todo a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Este país es el segundo más afectado y le corresponden 140.000 millones, lo que según Montero representa el 11% del PIB en el año 2019.

Para abordar el contenido del consenso, Montero ha anunciado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantiene su intención de convocar a los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas a una nueva conferencia "antes de que finalice este mes de julio".

La ministra ha lamentado que este tipo de consensos no se alcancen en el parlamento español y ha criticado que el principal partido de la oposición, el PP, no sea capaz de "superar esa política de veto", ante las conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción social y económica tras la crisis del coronavirus, que esta tarde se remiten al Pleno del Congreso en forma de dictamen para debatir las enmiendas que quedan vivas y así, su ratificación definitiva.

Así, ha instado a la formación a "dejar de tensar la cuerda" y unirse a los pactos. "Ojalá toda esa atmósfera de consenso -de la UE- se traslade al Congreso para hacer posible el acuerdo con el PP", ha dicho, algo que también será importante a la hora de aprobar los Presupuestos Generales del Estado, que el Gobierno presentará en "breve". Sobre ellos, ha dicho que "este plan europeo requiere de un vehículo para impulsar estas cuentas", para lo que anima a que todas las formaciones puedan apoyarlas.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arantxa González Laya, ha dicho que se trata de un acuerdo "sin precedentes" en la historia de Europa y de este país. "España ha estado en el centro del problema. Esto es lo que hemos visto en los últimos cinco días", ha apuntado, señalando que el pacto envía "tres mensajes fuertes".

A su juicio, el primero es el de una Europa más fuerte y comprometida por proteger "más y mejor" a los ciudadanos. También, expresa un mensaje de unidad y el compromiso con la solidaridad con los países más afectados, dando un "mensaje claro de oportunidad" para construir los cimientos europeos para las próximas generaciones.

El ministro de Agricultura, Luís Planas, ha celebrado que con el acuerdo comunitario se ha conseguido el "objetivo" de que al menos 47.000 millones de euros estén disponibles para los agricultores para los próximos siete años a través de ayudas directas y medidas de mercado. En concreto, esta medida supone 6.800 millones de euros anuales que se inyectarán al sector, con 700.000 perceptores que serán beneficiarios de estas ayudas, que ha precisado "no son subvenciones".

"Ha sido una jornada histórica, para el presente y el futuro de la Unión Europea", ha apuntado Planas, tras destacar que una parte de ese acuerdo es relativa a la politica agrícola común, "que se ha reivindicado claramente en un momento como este". Así, ha resaltado que la Política Agricola Común (PAC), es "muy importante" para la Unión Europea, ya que tiene 58 años de historia, y se ha reivindicado "claramente" en la pandemia proporcionando seguridad alimentaria al conjunto de los ciudadanos.

El PP se abre a llegar a acuerdos sobre sanidad y la UE tras celebrar la respuesta comunitaria

El Pleno del Congreso acogió ayer el debate del dictamen de conclusiones remitido desde la Comisión para la Reconstrucción social y económica del país tras la pandemia. El objetivo del Gobierno es que el mismo siente las bases para los próximos Presupuestos, por lo que el apoyo del PP es importante de cara a su elaboración. La ratificación del texto final tendrá lugar hoy, pero por lo pronto, el PP celebró ayer “estar más cerca” del pacto por la sanidad y la Unión Europea.

La portavoz del Partido Popular en la comisión de reconstrucción, Ana Pastor, reiteró este martes la disposición de su partido “a llegar a acuerdos que beneficien a los españoles” y, en este sentido, se congratuló de estar “más cerca del pacto Cajal, por la sanidad, y del pacto de la Unión Europea”.

Todo ello después de que los Estados miembros de la UE acabaran de llegar a un consenso sobre el fondo de recuperación. El líder del PP, Pablo Casado, celebró el “buen acuerdo” alcanzado a nivel comunitario y recalcó que se trata de “una enmienda” a la política de Pedro Sánchez, en cuanto a su pactos de investidura con Podemos, con Bildu o con partidos nacionalistas.

En el marco de los cursos de verano de la UCM, Casado afirmó que están “muy satisfechos” porque la propuesta fue presentada por la familia del PPE a través de la canciller Angela Merkel y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Así, aseguró que las ayudas conllevarán hacer reformas, “responsabilidad” en el uso de esos fondos y estabilidad presupuestaria y económica, algo que va a ser “muy positivo” para las políticas que se tengan que afrontar desde el Consejo de Ministros.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, también celebró el acuerdo e instó a Sánchez a pactar las reformas con la oposición y no dejar el reparto del dinero “en manos de populistas y nacionalistas”, apuntando que ahora el Gobierno debe estar “a la altura”.

Esta formación pretende apoyar, además de los bloques de la UE y sanidad del documento de reconstrucción, el apartado de reactivación económica. Para este, el PSOE pactó ayer con los grupos parlamentarios 23 enmiendas, que incluyen régimen sancionador contra morosidad, condicionar ayudas públicas a empresas e impulsar reforma de la administración local.

Normas
Entra en El País para participar