Aerolíneas

Ryanair y sus asistentes de vuelo se enzarzan en España por el plan laboral

Rechazan una rebaja salarial superior al 10% y la llegada de personal de otros países mientras la plantilla local está en ERTE

Tripulantes de cabina de pasajeros de Ryanair, a pie de pista, ante un avión de la compañía.
Tripulantes de cabina de pasajeros de Ryanair, a pie de pista, ante un avión de la compañía.

La plantilla española de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair vuelve a tener un frente de batalla abierto con la compañía ante la intención de modificar las condiciones laborales para afrontar la recuperación.

Empresa y representantes de los trabajadores cerraron ayer sin acuerdo los 15 días del periodo de consultas que marca la legislación española ante una modificación sustancial de los convenios. La negociación, promovida por la low cost irlandesa, se ha dividido en cinco encuentros de los que ambas partes salen con "desacuerdo absoluto", según relata el sindicato Sitcpla.

La compañía puede adoptar ahora, de forma unilateral, las medidas que crea necesarias para garantizar la viabilidad de las bases españolas, y los sindicatos cuentan con 20 días para impugnar: "Una vez más, nos volveremos a ver en la Audiencia Nacional", apunta Sitcpla a través de un comunicado.

La última de las reuniones tuvo lugar ayer durante más de 13 horas. Para sorpresa de los sindicatos, Ryanair "empeoró su propuesta inicial" en la recta final del citado periodo de consultas. Los dos planteamientos principales que los representantes de los trabajadores rechazaron son los de una rebaja salarial superior al 10% inicialmente estipulado y la posibilidad de que la aerolínea traiga TCP de otros países a las bases españolas. 

El colectivo dice tener claro que la firma con mayor tráfico en España "va a desplegar una producción igual o superior al 100% pre pandemia a costa de reducir aun más salarios, muchos de los cuales aún ni siquiera tienen el concepto de salario básico en una de las incontables ilegalidades contra las que Sitcpla se encuentra litigando en la actualidad".

Los sindicatos habían puesto sobre la mesa garantías de protección de los trabajadores ante futuros despidos, garantías de un mínimo de horas de vuelo o la cancelación de los traslados de personal de bases extranjeras para cubrir puestos en España mientras el personal local está sujeto a ERTEs. "Ninguna de las propuestas, normales en cualquier acuerdo de esta naturaleza, ha sido tomada en consideración", lamenta el sindicato de tripulantes de cabina.

Normas
Entra en El País para participar