El Ibex 35 pierde el 1% pero logra conservar los 7.300 puntos

La tensión geopolítica entre EE UU y China y nos nuevos contagios imponen las ventas en las Bolsas europeas

Ibex 35
Paneles informativos con los gráficos colocados en el interior del Palacio de la Bolsa Europa Press

La alegría alcista se está convirtiendo en un fenómeno breve en los mercados, ante la evidencia de que el coronavirus está lejos de quedar bajo control y de que en potencias económicas como Estados Unidos continúan aumentando los contagios día a día. Las alzas con que comenzaron las Bolsas la semana, en la esperanza de una campaña de resultados menos mala de lo previsto, hoy se han tornado en descensos.

Al temor constante a una marcha atrás en la apertura de las economías, en la jornada de hoy se añadió además el aumento de la tensión entre Estados Unidos y China a cuenta de los intentos de Pekín por obtener recursos en la disputada región del Mar de la China Meridional, sin que los resultados conocidos hoy en Wall Street hayan servido en modo alguno de catalizador.

La jornada ha concluido en el Ibex con una caída del 1,01%, hasta los 7.352 puntos. El selectivo español llegó a perder los 7.300 puntos, en una jornada de caídas generalizadas en Europa que se han moderado al cierre. La apertura bajista de Wall Street, aún bajo la resaca de las caídas de la víspera, acentuó las ventas en Europa si bien los principales índices del viejo continente han finalizado con descensos de poco más del 1%.

Dos elementos bajistas han dominado la jornada. Por un lado, la oposición de EE UU a las aspiraciones expansionistas de Pekín en el Mar de China y, por otro, la decisión de California de dar un paso atrás en la reapertura de su economía, y por el que se ordenó el lunes el cierre de bares y el interior de restaurantes en todo el estado y de otros negocios no esenciales. Ambos focos de tensión ya pesaron en la jornada del lunes en Wall Street y hoy continuaron ejerciendo presión bajista en Europa. Además, el avance de la pandemia en California lleva las pérdidas al Nasdaq, que cae alrededor del 0,5% frente a los ligeros avances del S&P y el Dow Jones.

En Europa, los indicadores económicos conocidos hoy no han invitado tampoco a las compras. El indicador de confianza de los inversores institucionales alemanes de cara al futuro (ZEW) ha registrado en julio un ligero retroceso respecto del mes anterior, hasta los 59,3 puntos desde los 63,4 del mes de junio. Y la producción industrial de la zona euro ha subido en mayo menos de lo previsto, el 12,4% respecto a abril frente al 15% esperado.

En la agenda de resultados, la banca estadounidense mostró hoy el impacto del Covid-19 en sus cuentas. JP Morgan registró una caída interanual del 59,9% en su beneficio del segundo trimestre, que sin embargo bate las previsiones gracias a la división de trading, aunque la crisis ha exigido mayores provisiones por el deterioro de activos. Por su parte, Wells Fargo registró números rojos en el segundo trimestre por primera vez desde 2008. Sufrió pérdidas de 2.694 millones de dólares (2.368 millones de euros).

En cuanto a los valores más afectados por esta ola vendedora, los peores valores fueron de nuevo los relacionados con el turismo. Amadeus cayó el 4,04% y Meliá e IAG sufrieron descensos del 3,88% y el 3,83%. Por el contrario, Repsol fue el mejor valor del Ibex con un alza del 2,6%, seguida del 2,08% de Telefónica. Inditex, que hoy celebraba junta de accionistas, cayó el 2,48%.

En el mercado de deuda, las rentabilidades han vuelto a descender ante el mayor pesimismo mostrado hoy por los inversores. La rentabilidad del bono a 10 años baja ligeramente hasta el 0,432%.

El petróleo Brent se anota un alza del 0,8%, hasta recuperar los 43 dólares, a pesar del sentimiento negativo del mercado y después de que la OPEP anunciara que prevé un rebote récord de la demanda de crudo en 2021. Aunque no hasta el punto de recuperar los niveles de 2019.

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar