Banca

Sabadell elige Madrid para estrenar su nuevo modelo de megaoficina

La sucursal, situada en Serrano, la milla de oro de la ciudad, cuenta con 17 empleados que atienden a unos 7.000 clientes

La nueva oficina de Banco Sabadell en la calle Serrano (Madrid)
La nueva oficina de Banco Sabadell en la calle Serrano (Madrid)

Banco Sabadell ha inaugurado, aunque con cierto retraso sobre lo previsto inicialmente, su nuevo modelo de oficina. Hace un año, el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, ya anunció la intención del banco de poner en marcha una serie de megaoficinas en zonas influyentes de ciertas ciudades, conocidas como flagship, para competir con otras que estaban abriendo otros bancos como Santander, BBVA o CaixaBank, entre otros, pero el confinamiento ha retrasado el proyecto.

Ahora, acaba de abrir su primera gran sucursal. Para ello, ha elegido la madrileña calle de Serrano, número 18 (frente al Museo Arqueológico y cerca del parque del Retiro), la conocida como la milla de oro de la ciudad. Esta sucursal insignia para el grupo cuenta con una plantilla de 17 empleados, que atienden a unos 7.000 clientes de toda tipología: particulares, de empresa, de banca privada, personal, etc. De hecho, la plantilla se divide entre el director de la oficina, de banca personal, director de pymes, de negocios, gestores comerciales, responsables de atención al cliente, dirección de seguros y de un apoderado comercial multiubicación.

Es un local diáfano de 800 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas, en el que, además de los espacios destinados a los clientes, existe una zona de descanso para los empleados, e incluso cuartos de baño para los clientes.

El objetivo inicial de Banco Sabadell era inaugurar en los próximos meses unas decenas de oficinas bajo este modelo. Sin embargo, el proyecto se ha parado, según comentan fuentes de la entidad.

La pandemia ha provocado un retraso en sus planes de inauguración de estas oficinas. El objetivo era contar en los próximos ejercicios con unas 70 megasucursales, de las que 10 estarían en Madrid, unas 30 en Cataluña, 15 en la territorial este (Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares), 6 en la zona norte y otras 6 en Andalucía.

Fuentes del banco explican que el local “tiene una distribución que da continuidad visual y material de los diferentes espacios de encuentro”. Sus espacios están diseñados en gran parte para compartir con otros clientes y empleados, aunque también hay despachos.

Además, como ocurre en otras grandes sucursales de otras entidades, existe una zona de autoservicio, donde el cliente puede realizar sus gestiones de efectivo de forma autónoma, además de otras operaciones, ya que cuenta con cajeros de última generación. Esta parte de la sucursal permanecerá abierta hasta las 10 de la noche, aunque el resto tendrá horario habitual hasta las 14.30 horas, aunque los clientes con cita previa podrán acudir también por la tarde en función de la hora con la que haya quedado con su gestor.

Emiliano Álvarez, director de organización y recursos de Banco Sabadell en España, asegura que estas nuevas oficinas se convertirán en las sedes del grupo en los principales territorios donde opera la entidad.

El banco ha contratado al despacho MAP Arquitectos para el diseño y decoración del conjunto de este modelo de locales.

 

El cierre de locales se acelera

Banco Sabadell, como gran parte de las entidades financieras, ha cambiado sus planes de cierres de oficinas para su ampliación. En enero comunicó su proyecto de clausurar 145 sucursales en España en 2020. Pero en plena pandemia, y tras el éxito del teletrabajo y de la gran aceptación de los canales digitales por parte de los clientes, el banco optó por subir este número a 235 sucursales.

El plan, no obstante, no contempla ajustes en la plantilla de 16.668 empleados que el grupo tiene en España. La entidad recolocará a los empleados afectados en otras áreas como la atención remota.

Lanza su marco para la emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles

Banco Sabadell ha puesto en marcha el marco para la emisión de bonos vinculados a objetivos de desarrollo sostenible, lo que supone “un paso más en el ejercicio de su responsabilidad como agente vertebrador de una economía sostenible”, según informó ayer. En concreto, el banco ha definido los ámbitos prioritarios de actuación y la identificación de criterios para impulsar la emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles, poniendo en valor el papel de las instituciones financieras en la movilización de capital para avanzar en la transición hacía una economía eficiente en los recursos y con bajas emisiones de carbono.

Los bonos verdes irán orientados a proyectos con beneficio medioambiental, como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la prevención de la contaminación y la adaptación al cambio climático. Se priorizarán las energías renovables, el control y prevención de la contaminación, la gestión sostenible del agua, el transporte limpio, la eficiencia energética y los edificios verdes.

Los bonos sociales estarán enfocados en la generación de beneficios que impulsen el acceso a servicios esenciales, la inclusión social y la generación y mantenimiento del empleo, financiando la combinación de actividades verdes y sociales. Los fondos obtenidos a través de estas emisiones irán destinados íntegramente a financiar o refinanciar, total o parcialmente, préstamos o proyectos existentes.

Los 10 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que ha seleccionado para guiar la elegibilidad de los préstamos y de los proyectos son el fin de la pobreza, la salud y el bienestar, la educación de calidad, el agua limpia y el saneamiento, la energía asequible y no contaminante, el trabajo digno y el crecimiento económico, la reducción de las desigualdades, las comunidades sostenibles, producción y consumo responsable y la acción por el clima.

El banco destaca que, a través de este marco, consolida la larga trayectoria en materia de responsabilidad social que ha ido impulsando a lo largo del tiempo distintas iniciativas que han significado hitos como el lanzamiento del primer plan de pensiones ético y solidario en España, la contratación de energía de origen renovable o la gestión social de la vivienda con un programa pionero de inserción laboral y financiera, y su adhesión a los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas.

Normas
Entra en El País para participar